La mitad de las 1 mil 242 víctimas de homicidio de 2019 en Puebla estaban en edad productiva y tenían apenas la secundaria, de acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

Los datos reportados por el organismo indican que el año pasado fue el más violento de la última década en Puebla, debido a que es el periodo en el que más delitos de ese tipo se cometieron en el estado.

Hay que recordar que en enero de 2019 el priísta Guillermo Pacheco Pulido asumió la gubernatura, de forma interina, y el primero de agosto inició el gobierno del morenista Luis Miguel Barbosa Huerta.

Estaban en edad productiva

De acuerdo con las estadísticas presentadas por el INEGI, de las 1 mil 242 defunciones, 642 que representan el 52 por ciento, corresponden a personas que se encontraban en edad productiva, pues tenían entre 20 y 44 años.  

De hecho, del total de personas que perdieron la vida, 1 mil 55 que representan el 85 por ciento del total sí estaba empleada; en 155 casos no se especificó si la víctima laboraba o no, mientras que en 33 casos se reportó que las personas estaban sin trabajo.

Tenían apenas secundaria

Por otra parte, la mitad de las víctimas tenía apenas la secundaria, pues suman 614 que representan el 50 por ciento del total.

Con primaria secundaria trunca murieron otras 436 personas que equivalen al 35 por ciento del total.

Del total de víctimas, 145 tenían el bachillerato completo y 46 cursaron este nivel de escolaridad pero no lo concluyeron.

Por otra parte, apenas 95 personas tenían un nivel académico profesional y tres un posgrado, los cuales representan el 8 por ciento del total.

Hay que recordar que en la última década -2009 a 2019-, las víctimas de homicidio ascienden a 7 mil 735, cifra que es 1.5 veces la capacidad del Auditorio Metropolitano de Puebla, que es de 5 mil personas.