Hugo López-Gatell, subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, informó que “no se deben sacar conclusiones anticipadas de que la vacuna contra el covid de AstraZeneca es insegura”.

Esto luego de que hace unos días se diera a conocer que otro voluntario presentó efectos secundarios tras aplicarse la vacuna:

“El propio laboratorio AstraZeneca, con residencia principalmente en el Reino Unido, hizo público que un segundo voluntario de los que participan en el ensayo clínico de la vacuna covid ha presentado una enfermedad neurológica aguda de tipo inflamatorio posiblemente compatible con mielitis transversa y que es la condición clínica que se corroboró en el primer voluntario, hace una semana”.

Gatell informó que la reacción, posiblemente vinculada a una enfermedad neurológica aguda de tipo inflamatorio y compatible con mielitis transversa, es un buen indicador, pues con esto se llevan a cabo más investigaciones y se garantice su seguridad y eficacia.

"Lo que pienso es que es una señal importante a considerar y que estoy tranquilo de que el comité de seguridad y monitoreo de datos del ensayo clínico de AstraZeneca está haciendo el proceso adecuado de vigilancia y, por eso se pueden detectar estos casos".

El subsecretario de Salud enfatizó en la importancia de realizar más estudios antes de realizar conjeturas anticipadas:

“No hay que saltar conclusiones sobre la relación que pudiera guardar esta condición clínica, la mielitis transversa, o cualquier evento agudo grave con la condición de haber sido vacunado con un producto que está en fase de evaluación, porque se requieren de una evaluación más sistemática que el propio comité realiza”, subrayó.

Finalmente, subrayó que el hecho de que dos pacientes hayan sufrido efectos secundarios no implica conclusiones finales:

“Si en un momento dado fuera la circunstancia de que se presenten en repetidos casos ésta u otras condiciones, y de que esto se relaciona con el hecho de que se le aplicó el producto candidato a vacunas, podría llevar incluso a que se parara por completo el ensayo clínico, pero no es el caso. No por tener un segundo caso voluntario con la afección se puede llegar a una conclusión”.