En su conferencia de medios de este lunes, el presidente Andrés Manuel López Obrador dijo que los “intelectuales orgánicos” no le van a quitar su “derecho a la palabra”.

El  jueves pasado 650 integrantes de la comunidad científica y cultural firmaron un desplegado  firmado en el que señalaron que la libertad de expresión “está bajo asedio en México” y que con ello, “está amenazada la democracia”.

“(Los intelectuales) usaron un término (en el desplegado), dijeron que ‘estoy degradando’ la tribuna presidencial. No quieren que yo hable así. Imagínense: si nos querían quitar cuando luchábamos por la transformación, hasta el derecho a la esperanza y no pudieron, mucho menos ahora me van quitar el derecho a la palabra, a decir lo que siento”, declaró el presidente.

El primer mandatario agregó que antes los “intelectuales orgánicos” decían que era importante el debate y cuestionó el por qué cambiaron de parecer cuando es “importantísimo” debatir.

En el documento, la comunidad cultural y científica señaló que “no se alimenta el rencor desde esa tribuna (presidencial), sin que el odio llegue al río alguna vez”.

 “Yo practico el amor al prójimo. Si yo odiara, no podría vivir, no podría gobernar. Es importante el debate, porque antes era el monopolio de la discusión pública. Ahora es muy evidente que estos intelectuales se manifiestan y su manifiesto aparece en todos los medios y dicen que no hay libertad”, dijo el mandatario que también recordó que el Frente Nacional Anti-AMLO (FRENAAA) también tiene libertad para manifestarse.

 “El grupo que encabeza Enrique Krauze y (Héctor) Aguilar Camín… eran los jefes durante todo el periodo neoliberal, porque además de sus empresas editoriales, tenían mucha influencia en el gobierno y acomodaban a sus cercanos en universidades, en centros de investigación. Eran padrinos en el mundo intelectual”.

Recomienda dar clases a Aguilar Camín y a Krauze  

El presidente Andrés Manuel López Obrador recomendó al escritor Héctor Aguilar Camín y al historiador Enrique Krauze dar clases y con ese sueldo vivir de forma austera fraterna y solidaria, conforme a la nueva normalidad.

“Ya que Aguilar Camín se dedique a dar clase en el Colegio de México. Con ese sueldo y con lo que recibe de una columna periodística, pues con eso puede vivir, y que (por)  lo demás se sienta satisfecho que es para becas para estudiantes pobres. Y lo mismo Krauze, todos ellos, y los grandotes”.

“Porque son los dueños de las grandes corporaciones. . . luego los gerentes, luego los representantes de estas grandes organizaciones, luego los voceros; es una cadena. Muchos están entendiendo que esto ya cambio, pero hay otros que están aferrados y se molestan cuando deberían estar ofreciendo disculpas”.