En León, Guanajuato, se difundió un video a través de redes sociales en el que se aprecia cómo una joven fue víctima de acoso sexual por parte de un conductor de Uber.

Mari, la joven que grabó el acoso, dijo que el chofer se tocó sus partes íntimas durante un viaje. Ante la situación, Mari inició una transmisión en vivo en sus redes sociales para informar los hechos.

La denunciante informó que después de solicitar el servicio, al salir de una clínica del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), le pidió que la dejara en un punto diferente a su destino, pues sintió mucho miedo por el acoso.

Luego de concluir el viaje, Mari dijo llorando que el chofer “se estaba tocando”, y destacó que comenzó a temblar por el miedo que sentía, por lo que finalizó la transmisión.

“Mira, estoy temblando. Se estaba tocando, ay no, qué miedo. Sólo dije, voy a hacer un en vivo por si me pasa algo. Luego dicen: es que son ustedes, por cómo se visten y no sé qué, ¿cómo soy yo?”.

Posteriormente, Mari grabó otro material en el que informó la agresión y dijo que se sintió en riesgo, por lo que no logró enfocar la cámara, ni grabar las manos del conductor.

Mari destacó que el acoso no es culpa de las mujeres y pidió a la población son revictimizar.

Por su parte, el conductor fue identificado como Fernando, y a pesar de su acuso, en la plataforma de transporte cuenta con una calificación de operador Uber Pro Diamante, con más de tres mil viajes realizados.