El sistema frontal número 3, que se mantiene con características de  estacionario en el noreste de México, en interacción con una zona de baja presión con potencial ciclónico en el Golfo de México, ocasionará lluvias torrenciales (de 150 a 250 milímetros)  en Puebla, Tamaulipas y Veracruz; intensas (de 75 a 150 mm) en Hidalgo, Querétaro y San Luis Potosí, y fuertes (de 25 a 50 mm) en Nuevo León y Zacatecas.

Por otra parte, debido a un canal de baja presión que se extenderá sobre el sureste del país, y a los desprendimientos nubosos del huracán Sally, ahora de categoría 1 en la escala Saffir-Simpson, se pronostican lluvias intensas para Chiapas y Oaxaca, muy fuertes (de 50 a 75 mm) para Campeche y Tabasco, y fuertes para Quintana Roo y Yucatán.

A las 04:00 horas, tiempo del centro de México, el centro de Sally se localizó aproximadamente a 100 km al este-sureste de la desembocadura del río Mississippi, en Estados Unidos de América, y a 815 km al norte de Cabo Catoche, Quintana Roo. Tiene vientos máximos sostenidos de 140 kilómetros por hora (km/h), rachas de 165 km/h y desplazamiento hacia el oeste-noroeste a 4 km/h. 

Asimismo, un segundo canal de baja presión que cubrirá el noroeste, occidente y centro de la República Mexicana, más el paso de la Onda Tropical Número 35 por el occidente del territorio nacional, provocarán lluvias intensas en Guerrero y Michoacán; muy fuertes en Chihuahua, Colima, Jalisco y Nayarit; fuertes en Aguascalientes, Ciudad de México, Durango, Estado de México, Guanajuato, Morelos, Sinaloa y Tlaxcala; chubascos (de 5.1 a 25 mm) en Coahuila, y lluvias aisladas (de 0.1 a 5.0 mm) en Baja California Sur y Sonora.

Las lluvias pronosticadas para este día podrían acompañarse de descargas eléctricas, caída de granizo y fuertes rachas de viento, además de incrementar los niveles de ríos y arroyos, y provocar desbordamientos, deslaves e inundaciones en zonas bajas.

Para las costas de Tamaulipas y Veracruz, se prevé viento del norte con rachas de 50 a 70 km/h.