La venta de boletos para la rifa del avión presidencial estaba baja, por lo que el gobierno federal ya ha puesto manos a la obra para colocarlos.

El Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi), donó a la Secretaría de Salud de Tabasco 15 mil 765 boletos para este sorteo que se celebrará el próximo 15 de septiembre.

El titular de la Coordinación Nacional de Administración y Finanzas del Insabi, Víctor Manuel Lamoyi Bocanegra, dijo que estos “cachitos” se entregarán en 15 hospitales públicos, que incluyen a unidades del IMSS, ISSSTE, ISSSTE, de la Secretaría de Salud, Marina, la Defensa Nacional y Pemex, recibiendo mil 51 cachitos del sorteo cada uno.

El costo de cada boleto es de 5000 pesos, por lo que la cantidad que se pagó por estos boletos asciende a 7 millones 882 mil 500 pesos.

Según el funcionario, en caso de que uno de estos hospitales resulte ganador use el dinero del premio para fortalecer su equipamiento, sus instalaciones e infraestructura.

En total serán 100 premios de 20 millones de pesos cada uno.

Víctor Lamoyi Bocanegra explicó que si uno de los nosocomios se queda con uno de los premios se conformará un comité en la institución para decidir con esquemas de transparencia y fiscalización cómo se utilizarán los recursos.

En representación del gobernador Adán Augusto López Hernández, la titular de la Secretaría de Salud, Silvia Roldán Fernández, quien recibió los boletos, destacó el respaldo a la entidad por parte del Presidente del país a través del Insabi, lo cual se ha traducido en insumos, medicinas, infraestructura y personal que hoy permiten que los contagios vayan a la baja en Tabasco.