En Puebla se busca prohibir el uso de cañones antigranizo o algún otro artefacto que provoque la alteración del ciclo del agua y genere afectaciones al campo.

Una iniciativa considera otorgar a la Secretaría de Medio Ambiente la facultad de asegurar los aparatos o herramientas que se utilicen con estos fines.

La propuesta presentada en el Congreso local por el diputado Gabriel Biestro Medinilla (de Morena) busca modificar la Ley para la Protección del Ambiente Natural y el Desarrollo Sustentable del Estado, así como la Ley de Desarrollo Rural Sustentable del Estado.

Todo esto tras las recientes protestas de campesinos de varios puntos del estado, que atribuyen la sequía y ausencia de lluvias al uso de bombas antigranizo presuntamente utilizadas por empresas como Audi, Volkswagen y Granjas Carroll.

A la Ley para la Protección del Ambiente Natural se pretende agregar un artículo 99 Bis, que diga: 

“El ciclo hidrológico natural en las fases de condensación y precipitación no puede alterarse por ningún motivo; quedando prohibida el uso, manejo e instalación de tecnología que tengan como fin alterarlo.

Corresponde a la Secretaría la inspección, vigilancia, dictado de medidas de seguridad y sanción por el incumplimiento a lo dispuesto en el presente artículo”.

También se plantea reformar la fracción II del artículo 176, para que establezca que la secretaría tendrá como atribución:

“El aseguramiento precautorio de los bienes, tecnologías, utensilios o instrumentos que, estén prohibidos por esta ley o, estén directamente relacionados con la explotación de minerales o sustancias de competencia estatal”.

A la Ley de Desarrollo Rural Sustentable se propone adicionar un segundo párrafo al artículo 35, que advierta: 

“Cuando la Secretaría de Desarrollo Rural tenga conocimiento del uso o instalación de tecnologías prohibidas por la Ley para la Protección del Ambiente Natural y el Desarrollo Sustentable del Estado de Puebla, que supongan en riesgo a las actividades agropecuarias, lo informará a la Secretaría de Medio Ambiente, Desarrollo Sustentable y Ordenamiento Territorial”.

La iniciativa será analizada antes de su posible aprobación por las comisiones de Desarrollo Rural y la de Medio Ambiente.