El gobernador Luis Miguel Barbosa Huerta indicó que respeta las protestas de los grupos feministas aunque  “sean expresiones insultantes y fuera de la ley”.

La mañana de este viernes mujeres clausuraron simbólicamente las oficinas de la Comisión de los Derechos Humanos  Puebla e hicieron pintas en solidaridad con sus compañeras que tomaron las instalaciones de la CNDH en la Ciudad de México a principio de semana.

Interrogado sobre el tema durante su conferencia de prensa, Barbosa Huerta refirió que en Puebla se respeta la libertad de expresión de esos grupos.

Sin embargo, dijo que ese respeto ocurre pese a que (las manifestantes)   hayan realizado expresiones insultantes y que violan la ley. “Respetamos la libre expresión, aunque sean expresiones insultantes y fuera de la ley”, comentó.

A principios de semana, en la CDMX, grupos de mujeres feministas ocuparon la sede de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) para convertirla en refugio de víctimas de la violencia.