En la UNAM, inventaron una prueba para detectar pacientes con covid-19 por medio de la saliva.

Fueron miembros del Instituto de Biotecnología (IBT) de la UNAM quienes diseñaron la herramienta, el cual, argumentan, es más seguro y 50% más barato que las pruebas convencionales.

La doctora Susana López Charretón, quien forma parte del equipo, indicó que la prueba únicamente requiere que el paciente deposite un poco de saliva en un recipiente, por lo que no es necesario que un profesional de la salud introduzca un hisopo en la nariz y otro en la garganta.

“Se puede hacer la auto-toma, con lo que se ahorran insumos y el procesamiento puede ser más rápido”, mencionó López Charretón.

La prueba de saliva evita que la persona emplee un equipo de protección personal completo, pues quien toma la muestra se expone a las secreciones respiratorias del paciente.

“El primer paso es realizar un hisopado de nariz y garganta, el problema es que cada vez hay menos hisopos, especialmente para la nariz, por lo que sólo se está usando la muestra orofaríngea, lo que reduce a la mitad el material colectado para la detección del virus”.

La UNAM, junto con los servicios de Salud de Morelos, realizaron las pruebas para demostrar que estas son igual de eficaces que el muestreo convencional.

Finalmente, la investigadora detalló que el proyecto tiene miras a expandirse internacionalmente para colaborar con maneras más rápidas y efectivas para detectar covid-19.

“Sería una gran ventaja para nuestro país. De hecho, ya nos escribieron de España para que les comentemos nuestras experiencias y empezar a trabajar con este sistema en sus comunidades”, dijo López Charretón.