Hoy, 8 de septiembre, se cumple un año de la muerte del músico Camilo Sesto; sin embargo el paradero de su herencia sigue causando polémica.

Los comentarios giran en torno a su hijo, “Camilín”, quien habría “acaparado” toda la fortuna de su padre.

Tras la muerte del cantante, inició una disputa entre el representante del cantante, Eduardo Guervós, su administrador Cristóbal Hueto y Camilín, quienes se pelearon la herencia.

A pesar de lo anterior, el testamento era claro: Camilo Sesto nombró como único heredero a su hijo Camilín.

A pesar de que Camilo Sesto y Camilín no tenían una relación muy buena, el cantante español le dejó una mansión de Torrelodones más varios terrenos adyacentes, un chalet en Las Rozas, un piso en Marbella, una cuenta bancaria muy extensa y 400 temas registrados que generan alrededor de 500 mil euros anualmente por derechos de autor.

Además de ello, Camilín recibió todos los objetos personales, como instrumentos y sus discos de oro y platino.

A pesar de lo anterior, la actitud de Camilín ha llamado la atención de los medios, pues según los periodistas españoles, el hijo de Camilo Sesto es adicto a algunas sustancias y se le ha visto deambular por las calles del centro de Madrid en malas condiciones.

Además, el hijo del cantante habría sido estafado por los abogados, quienes le habrían quitado 400 mil euros durante el trámite de la herencia.

Así, a un año de la muerte de Camilo Sesto, los rumores y chismes en torno a su personaje siguen saliendo a la luz.