El presidente Andrés Manuel López Obrador reconoció la pérdida del poder adquisitivo en Puebla, pues el número de personas que gana un salario mínimo en una sola jornada de trabajo aumentó 57 por ciento en los últimos 12 años.

En contraste, los trabajadores que perciben más de cinco salarios al día disminuyeron en 60 por ciento, según se asienta en su segundo informe de gobierno dado a conocer este 1 de septiembre.

Hay que recordar que el último aumento al salario mínimo en México ocurrió el primero de enero de este año y fue de 20 por ciento para ubicarse en 122.23 pesos diarios.

Aumentan quienes menos ganan

De acuerdo con las cifras presentadas por la administración federal, en 2009 había 482 mil poblanos que ganaban un solo salario mínimo al día, mientras que en 2020 –con cifras preliminares al primer trimestre del año- llegaron a 756 mil, lo que implica un aumento del 57 por ciento.

Destacan los trabajadores registrados en 2020, porque si bien sólo se toman en cuenta los tres primeros meses del año, superan a todos los reportados en 2019, que fueron 687 mil.

El último año de la gestión del exgobernador Mario Marín Torres, en el 2010, el número de personas con ese rango de salario llegó a 500 mil, pero un año después, en 2011, cuando inició la administración del panista Rafael Moreno Valle, disminuyó a 450 mil.

En 2012 fueron 533 mil los poblanos que ganaban un salario mínimo al día, mientras que en 2013 nuevamente disminuyeron y se ubicaron en 505 mil.

De acuerdo con el documento, en 2014 las personas en esa situación laboral llegaron a 509 mil, mientras que en 2015 fueron 529 mil.

En el 2016 hubo otro aumento, pues fueron 555 mil los ciudadanos con ese rango de salario, mientras que en 2017 se ubicaron en 608 mil y en 2018 se ubicaron en 600 mil.

Disminuyen quienes ganan más

En contraste, se redujo el número de personas que ganan más de cinco salarios por cada jornada diaria de trabajo, que equivaldría a un sueldo superior a los 611 pesos, según el valor actual.

Las cifras pasaron de 132 mil a 53 mil durante el mismo periodo, lo que implica una reducción del 60 por ciento de los trabajadores con mejores ingresos tomados en cuenta por el gobierno federal.

Después de 2010 y hasta 2017 hubo oscilaciones en el número de trabajadores con esa percepción, incluso hubo periodos con un aumento.

Entre 2011 y 2012 hubo una reducción de 132 a 121 mil personas, tendencia que continuó en 2013 con 115 mil poblanos, pero en 2014 la cifra creció a 122 mil, y para 2015 se colocó en 109 mil.

En 2016 hubo una baja a 86 mil personas pero en 2017 se ubicaron en 89 mil.

A partir de 2018 hubo una disminución constante. En ese año la cifra fue de 73 mil, en 2019 fueron 58 mil y en 2020 quedaron en 53 mil.  

Baja mínima en personas no remuneradas

Por otra parte, también se da cuenta del número de personas que no perciben un salario a pesar de que están empleados y que pasaron de 283 a 272 mil en 12 años, lo que implica una reducción de 11 mil, equivalentes a 3.8 por ciento.