La Cámara Nacional de la Industria Restaurantera y de Alimentos Condimentados (Canirac) solicitó se autorice a restaurantes dar servicio en espacios cerrados durante la temporada de lluvias.

La cámara informó que sus ventas registran 40 por ciento de las que tenían antes de la pandemia, por el aforo del 30 por ciento y porque únicamente 750 restaurantes están abiertos, por lo que pidieron tolerancia para dar servicio en espacios cerrados.

La presidenta, Olga Méndez Juárez, explicó que de los 1 mil establecimientos afiliados a la cámara, alrededor de 750 están abiertos pero no todos pueden dar servicio en mesa, otros más no han logrado reactivarse por no contar con la infraestructura necesaria para dar servicio al aire libre, como lo autorizó el gobierno del estado.

Sin especificar el número señaló que algunos restaurantes que se están viendo más beneficiados son los que tiene venta de Chiles en Nogada, que han aumentados sus ventas en 150 por ciento.

Méndez Juárez explicó que hay corredores muy afectados, como en el Centro Histórico, cuyos restauranteros empezaron a abrir a mediados de la semana pasada pero sus ventas están bastante lentas.

Señaló que sus agremiados le han reportado que han tenido aforo de una a tres mesas, con capacidad del 30 por ciento, pero las lluvias han sido otro factor que ha afectado ya que los espacios que tienen destinados en terrazas, patios o al aire libre, limitan que la gente permanezca más tiempo o que quiera salir de su casa.

“Nosotros hemos solicitado a las autoridades que ya se pueda dar el siguiente paso, para reabrir todos, aunque nos quedemos con el mismo aforo, pero que sí se pudiera liberar el espacio de salones porque eso sí nos está afectando ahorita. De los afiliados a Canirac tenemos como 710 que están abiertos, algunos continúan con servicio a domicilio o para llevar, que son los tiene salones y estamos en espera de que puedan tener servicio en mesa”, detalló. 

Finalmente señaló que entienden que la economía está mermada y eso representa un freno, aunque desde el sector que representa han hecho lo que les toca para salir adelante, por lo cual esperan que en los próximos meses tengan un repunte en las ventas, al recordar la riqueza gastronómica con la que cuenta la entidad poblana.