El fiscal General del Estado, Gilberto Higuera Bernal, confirmó que Valmiki López Cerrilla, hijo del exgerente regional de la CFE, Valmiki López Mena, fue asesinado y no se trató de un suicidio, como arrojaba una de las versiones dadas a conocer por el gobernador Miguel Barbosa Huerta.

De forma breve el fiscal respondió a los cuestionamientos del caso al término de la ceremonia conmemorativa del LXXII Aniversario Luctuoso de Carmen Serdán, indicando que por el estado de las investigaciones no era posible abundar en más detalles, pero se descartaba el suicidio.

"Fue un homicidio. No hubo secuestro, no hubo suicidio, se trata de un homicidio (…) No puedo compartirles datos específicos pero estamos avanzando de manera importante en la investigación", señaló Higuera Bernal ante los cuestionamientos de la prensa.

Higuera Bernal también negó que el  hecho esté siendo investigado como un secuestro, aún cuando es la Fiscalía de Secuestros y Delitos de Alto Impacto (Fisdai) la que tiene el caso y está avanzando en las indagatorias para esclarecer el asesinato.

A pesar de lo sensible del caso y de las reacciones que generó tanto de políticos como empresarios, por la trayectoria de Valmiki López Mena a su paso por la Comisión Federal de Electricidad, aún sigue habiendo puntos no aclaradas del caso.

Una de ellos es sobre el lugar y fecha del hallazgo pues a pesar de que inicialmente fuentes al interior de la Fiscalía General del Estado confirmaron que se trataba de la persona hallada el 18 de agosto en Amozoc, versiones extraoficiales también dicen que es la persona hallada el 12 de agosto en un puente del Periférico Ecológico.