Los casos de acoso, hostigamiento sexual y sexting contra mujeres de los que es acusado el ciudadano australiano Bradley Fiddler, mejor conocido como Brad Hunter, incluiría a víctimas no solamente de la Ciudad de México sino también del interior del país como Puebla.

Con denuncias ya presentadas de poblanas, principalmente ante la Fiscalía General de la Ciudad de México, este miércoles fue presentado y aprobado por el pleno del Congreso de la Ciudad de México un punto de acuerdo para que se exhorte a la Secretaría de Gobernación (Segob) federal a expulsar a este hombre del país.
La promovente del punto de acuerdo y una de las que evidenció el caso ante la opinión pública es la diputada capitalina Alessandra Rojo de la Vega, quien se encargó de darle voz a las mujeres que han sido víctimas de este hombre que se dedica a conseguir citas por aplicaciones como Tinder, para después fotografiarlas o grabarlas y promocionar cursos de “ligue".

Según lo denunciado por la diputada y algunas usuarias de Twitter y Facebook, fue la semana pasada que se percataron de que esté hombre que apenas llegó en marzo al país, usaba las fotos o videos que grababa en sus citas, muchos de ellos sin consentimiento de las víctimas, para promocionar sus servicios de "coach" en temas de relaciones amorosas.
Es a través de canales de YouTube o de un portal de internet que "Brad Hunter" y su amigo canadiense "Justin" se encargaban de divulgar las fotos y videos como prueba de éxito del método que ellos venden por precios de los 3 a los 8 mil pesos, donde prometen como extra un video de "cómo fue que acabó la cita".

Aunque la mayoría de las mujeres que accedieron a tener una cita con "Brad Hunter" a través de redes sociales son de la Ciudad de México, también se han detectado casos de poblanas, las cuales acudieron con la diputada Alessandra Rojo de la Vega en busca de asesoría para presentar la denuncia correspondiente.
Según los testimonios de víctimas que han sido divulgados por medios nacionales como Imagen Televisión o Al Jazeera, cuando ellas dejaban de aceptar las citas de "Brad Hunter", eran objeto de un ataque y hostigamiento a través de decenas de mensajes de texto con palabras altisonantes y denigrantes.
Hay que recordar que la diputada Alessandra Rojo de la Vega ya ha abanderado otros casos de violencia contra las mujeres ligados a Puebla, como fueron aquellos que permitieron la detención de Ricardo F., primo del feminicida de Karla López Albert, Manuel Forcelledo Nader.