En las instalaciones del metro de Londres un acto de racismo quedó grabado luego de que un sujeto atacara a un grupo de jóvenes por su color de piel. Aunque el tipo creyera que tuviera cierta ventaja, uno de los jóvenes terminó mandándolo al suelo con un certero puñetazo que le propinó.

El agresor inició una serie de insultos dirigidos al grupo de jóvenes que viajaban en el transporte público, como se observa en la grabación. A la vez, el mismo sujeto comenta a los pasajeros que Londres es casa de ellos (gente blanca) y no de los jóvenes.

No conforme con los insultos, el sujeto comenzó a cantar que los jóvenes negros son menos que él, así como algo inferior a sus mascotas.

Los pasajeros que miraron el hecho pidieron al sujeto detener sus agresiones, aunque prefirió no hacer caso y continuar con el numerito.

Hasta cierto punto los jóvenes sólo guardaban silencio respecto al agresor.

 

Su lechita y a dormir

Al llegar a su destino, los jóvenes se dispusieron a abandonar la unidad, por lo que descendieron del vagón. Repentinamente, uno de ellos terminó noqueando al agresor y llevándolo al suelo con nada más que un contundente gancho de mano derecha.

Los pasajeros aplaudieron la acción del joven, pues aseguraron que lo hicieron para defenderse del agresión racista.

 

Foto: Capturas de pantalla de Twitter