Una vigilancia sin abusos y que se apliquen clausuras o multas cuando sea en verdad indispensable, es lo que pidieron los representantes de los organismos empresariales agremiados en el Consejo Coordinador Empresarial de Puebla, para los negocios que violen las medidas de sanidad.

El presidente del Centro Empresarial de Puebla (CEP-Coparmex), Fernando Treviño Núñez, señaló que lo único que piden es una medida justa, que la autoridad no abuse y que sea justa al momento de aplicar multas o sanciones.

“No queremos inspectores que lleguen a clausurar en todo momento sin justificación (…) lo que queremos es tener los negocios abiertos y gente entrando de forma responsable (...) que se sancione a quien se tenga que sancionar; la ley no es negociable”, aseguró. 

El presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), Ignacio Alarcón Rodríguez Pacheco, indicó que es una medida viable la propuesta del gobernador Miguel Barbosa Huerta de cerrar por tres horas establecimientos que violen el decreto de reapertura comercial.

“No queremos regresar al confinamiento, lo que queremos es cuidarlos y protegerlos. Y si llevamos todas las reglas como se han pactado yo creo que vamos a seguir avanzando y seguir teniendo movimiento con su sana distancia. Sí es viable ( el cierre de 3 horas) y no queremos que por uno que quiera tener más gente, regresar al confinamiento”, expresó. 

Por su parte el presidente de la Cámara Nacional de Comercio, Servicio y Turismo (Canaco), Marco Antonio Prósperi Calderón, explicó que es una medida que no va a ser necesaria ya que han sido muy responsables: "el domingo se pidió que cerráramos los locales y se cerró; hemos acatado las indicaciones y no hay aglomeraciones en los comercios”.

El gobernador Barbosa anunció esta mañana que habrá cierres hasta por tres horas de los locales que violen la norma y lamentó que las tiendas departamentales, que se ubican en los centros comerciales, no cumplan con las disposiciones pues se ha detectado sobrecupo en esos negocios.

Si ellos, como empresarios, no pueden regular sus aforos, lo tendrá que hacer la autoridad, dijo el gobernador que pidió a los representantes de la iniciativa “no enojarse”.

Previamente, el Ayuntamiento de Puebla anunció que habría sanciones económicas para los establecimientos que violen las normas y habló de multas hasta de 43 mil pesos, las cuales serían aplicables en su momento por Protección Civil Municipal y Normatividad.