La presidenta municipal de Puebla, Claudia Rivera Vivanco, acusó que dos regidores intentaron extorsionarla pues le pidieron tres millones de pesos a cambio de aprobar su proyecto para reorientar 500 millones de pesos a la reactivación económica de la capital por la pandemia de covid.

La alcaldesa no reveló los nombres de los funcionarios que le solicitaron dinero, al asegurar que no sería ético y además indicó que el tema se resolverá en las instancias legales.

“Por lo oscurito, nada, con amagues, al margen o por encima de la ley, nadie, con amagues o extorsiones, menos”, señaló en una conferencia de prensa que ofreció este miércoles para dar a conocer el proyecto de reorientación de recursos.

La sesión de Cabildo para aprobar el plan de Rivera se realizó este martes, y de los 22 regidores, seis votaron en contra y seis se abstuvieron de emitir su voto, mientras que 10 respaldaron la iniciativa.

Los regidores que pidieron dádivas votaron en contra

En su oportunidad, la secretaria general del Ayuntamiento, Liza Elena Aceves López, señaló que fueron dos los regidores que solicitaron un pago de tres millones de pesos a cambio de aprobar la reorientación de recursos pero rechazó revelar los nombres.

“Este gobierno está exhibiendo prácticas, no personas y tampoco es conveniente litigar un delito en los medios (…)”, señaló Aceves, al referir que el tema será denunciado ante las autoridades competentes y no se litigará en medios.

Sólo reconoció que quienes solicitaron dinero votaron en contra del proyecto.  

Dijo que los integrantes del Cabildo pidieron tres millones de pesos para que Rivera contara con su voto a favor, petición que se rechazó pues aseguró que esas prácticas obedecen a gobiernos pasados.

La secretaria indicó que se cuenta con la documentación necesaria para presentar denuncias ante la Fiscalía Anticorrupción y ante las instancias partidarias de Morena.

Indicó que no es la primera vez que los regidores en cuestión han solicitado dinero a cambio de su voto a favor de los proyectos de la alcaldesa, pero refirió que esas veces no habían sido con tanto “descaro” como ahora que se solicitaron 3 millones de pesos.

Durante la sesión del martes votaron en contra los regidores Libertad Aguirre Junco, Edson Armando Cortés Contreras, José Luis González Acosta, Roberto Elí Esponda, Rosa Márquez Cabrera y Martha Ornelas Guerrero, todos de Morena y quienes integran el autollamado “G5” que es un grupo crítico de la gestión de Rivera Vivanco.

En tanto, se abstuvieron Augusta Díaz de Rivera, Enrique Guevara Montiel, Luz del Carmen Rosillo Martínez, Jacobo Ordaz Moreno y Carolina Morales García, del PAN, así como la priísta Silvia Tanús Osorio.

A favor votaron José Iván Herrera Villagómez, María Isabel Cortés Santiago, Jorge Othón Chávez Palma, Cinthya Juárez Román, Ángel Rivera Ortega, Carmen María Benítez Palma Justino Joaquín Espidio Camarillo, Ana Laura Martínez Escobar, Jorge Iván Camacho Mendoza y Patricia Montaño Flores.  

Van 400 millones a obras y 100 a apoyos

Sobre la reorientación de los 500 millones de pesos, el tesorero Armando Morales Aparicio explicó que 400 millones de pesos se destinarán a obras de infraestructura, y de esta cantidad, 300 millones serán para juntas auxiliares.

Los 100 millones restantes se ocuparán en apoyos sociales, tema sobre el que se aseguró que el programa será vigilado y que los recursos no se utilizarán en las elecciones de 2021, cuando se renovarán las alcaldías y diputaciones en Puebla. “Será el programa más observado de la administración”, acotó.