La Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA), la Guardia Nacional (GN), la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) del Municipio de Puebla y la Unidad de Normatividad y Regulación Comercial implementaron un operativo contra negocios irregulares.

Autoridades federales y municipales detectaron la apertura de establecimientos dedicados a la venta de bebidas embriagantes, al norte de la capital. Debido a lo anterior, se llevó a cabo el despliegue de personal castrense, policial y administrativo con la finalidad de supervisar dichos puntos.

Así se procedió a la clausura de cinco bares con razón social “La Cruda”, “Michelada Rocky”, “Micheladas Wendy”, “El Pecado” y “Las Venezolanas”. Los primeros cuatro, fueron localizados en la colonia La Loma y el quinto en la Zona Industrial Anexo a La Loma.

Los propietarios de estos inmuebles incumplieron el decreto estatal que establece la suspensión de actividades no esenciales, con la finalidad de mitigar la dispersión y transmisión del COVID-19. Además, dos de los negocios carecían de documentación necesaria para su legal operación.