Con operativo, consenso de líderes y mesa de diálogo con inconformes, el gobierno de Atlixco encabezado por Guillermo Velázquez Gutiérrez logró que este martes el tianguis regional se suspendiera, de tal forma que las calles de la colonia Álvaro Obregón lucieron libres de vendedores fijos, semifijos y ambulantes.

Esto a consecuencia de la falta de cumplimiento por parte de los mercaderes en cuanto a llevar a cabo las medidas de prevención y mitigación del contagio de Covid-19, con las cuales se les autorizó el permiso de regresar a la vía pública el pasado 6 de junio, después de estar tres meses en mercados provisionales ante el decreto del gobierno del estado sobre la prohibición de venta en las calles.

El anuncio

Fue el sábado 8 de agosto cuando la dirección de comercio abasto y vía pública con un altavoz recorrió cuadra tras cuadra de las que ocupan los tianguistas dando el anuncio de la suspensión de la plaza de este martes 11 de agosto, además de informar de manera escrita a todos y cada uno de los comerciantes que se encontraban en el lugar.

El documento oficial informaba: “debido a la contingencia sanitaria por Covid y al incremento de los contagios de este virus debido a que no se han cumplido a cabalidad con los acuerdos entre la autoridad municipal y las personas que comercialmente los representan en la zona del tianguis, por lo que en reunión sostenida el día de hoy (7 de agosto de 2020) ambos actores han convenido LA SUSPENSIÓN DE TIANGUIS PARA EL MARTES 11 DE AGOSTO DEL AÑO EN CURSO)”.  

Tras esto el director de comercio abasto y vía pública del municipio, René Tetlamatzin Reyes señaló que la posibilidad de que esta suspensión se diera también el día sábado estaba en análisis y descartó que se fuera a aprovechar para realizar limpieza o sanitización.

Un grupo amenaza con instalarse

La Unión Mercantil de Mercados de Atlixco, encabezada por Raúl Flores hizo pública su intención de salir a vender pese al acuerdo y a la suspensión implementada por el gobierno local, el argumento fue la necesidad de ganarse el sustento diario ya que los comerciantes fijos se van, pero no así los ambulantes.

Ante esto, el gobierno local implementó desde la noche del lunes 10 de agosto una estrategia de acordonamiento y bloqueo de las calles que dan acceso a la zona del mercado regional, con el fin de impedir que cualquiera pudiera entrar con sus vehículos para instalarse.

Y así amanecieron las calles esta mañana, desde la avenida Independencia hasta la calzada el Carmen y de la 17 poniente hasta la avenida Manuel Ávila Camacho, lo que implica al menos 24 cuadras usadas para la venta.

Mesa de diálogo

Cerca de 30 comerciantes, acudieron al llamado para una mesa de diálogo en el palacio municipal, en donde la promesa fue ser recibidos por el alcalde Guillermo Velázquez Gutiérrez, la propuesta que ellos llevaban era vender hoy y suspender el sábado, porque aseguraron que no hubo consenso y que René Tetlamatzin no podía comprobarlo con documento alguno.

Al final fueron recibidos por un delegado de gobernación, quien les solicitó su disposición para poder reducir el contagio y les prometió ser intermediario para que el alcalde Guillermo Velázquez se reúna con ellos para escuchar sus necesidades y peticiones.

Tras esto los comerciantes se dirigieron hacia la zona en la que venden, “no nos vamos a instalar hemos platicado con el delegado y entendemos su solicitud, ojalá que pronto el alcalde pueda tener tiempo para reunirse con nosotros, porque el argumento de su ausencia fue que por agenda no pudo estar presente”, señaló Raúl Flores.

De esta forma se pudo concretar la suspensión del tianguis regional, bajo común acuerdo y en total pasividad. Cabe recordar que en este mercado regional convergen, cada día de plaza fuerte, es decir martes o sábado, más de cinco mil personas, provenientes de la región de Atlixco y de otros estados a vender todo tipo de productos, desde semillas, frutas, legumbres, carnes, productos lácteos, comida preparadas, zapatos, ropa, juguetes, fayuca y demás.