La ciudad de Puebla e Izúcar de Matamoros reportaron al cierre de julio una inflación de 3.58 y de 3.89 por ciento, respectivamente, ubicándolas por encima promedio nacional que fue 3.62 por ciento, según el Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC).

Para el caso de Puebla la inflación creció con relación al mes anterior que fue del 3.29 por ciento y es la más alta desde marzo cuando reportó 4.72 por ciento a tasa anual.

De acuerdo con la última actualización del INCP, al término del séptimo mes del presente año la inflación anual nacional presentó un alza del 0.66 por ciento respecto al mes anterior, con ello la tasa anual subió al 3.62 por ciento, la más alta en los últimos cinco meses.

Las ciudades con mayor tasa de inflación fueron Tuxtla Gutiérrez, Chiapas (5.58); Tapachula, Chiapas (5.34); Villahermosa, Tabasco (5.29) Tulcingo, Hidalgo (4.71), y en contraste las ciudades con menor inflación fueron Atlacomulco, Estado de México (2.3) Huatabampo, Sonora (1.99) y Monclova, Coahuila (1.93).

El reporte publicado por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) señala que los precios de los productos y servicios con mayor alza fueron la gasolina de bajo octanaje (5.64); el pollo (5.60); la gasolina de alto octanaje (5.26); el frijol (3.60); el gas doméstico (2.33); la cerveza (1.68) y los costos por vivienda propia (0.10)

En contraste los productos que tuvieron una disminución en sus precios en el mes de julio fueron la uva (29.25); el chile serrano (29.20); el chayote (24.07); el tomate verde (12.14); el chile poblano (6.49) y el huevo ( 3.36).