La jefa de gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, se encuentra analizando la posibilidad de proponer al Congreso local prohibir la venta de alimentos ultraprocesados a niñas y niños, tal como lo hizo efectivo esta semana en el estado de Oaxaca.

“Es una medida que vamos a revisar […] lo evaluaremos con diputados y diputadas”, comentó esta mañana al ser cuestionada sobre si su gobierno podría replicar la medida aprobada en Oaxaca.

Como lo ha venido demostrando, Sheinbaum no se ha tambaleado para tomar decisiones que trastocan poderes económicos importantes. Prueba de ello es cuando paró en seco al sector inmobiliario, en tanto su gobierno investigaba las distintas formas de corrupción que se presentaban en este sector, donde se presumía complicidad de autoridades de anteriores administraciones.

Respecto al tema de la denominada “comida chatarra”, la mandataria reconoció que las grasas saturadas, así como el cambio de dieta en los últimos años, ha derivado en graves afectaciones a la salud de las personas. 

“No es buena noticia que México sea el número uno en consumo de refrescos, lo que genera comorbilidades”, explicó la jefa de gobierno.

“Nuestra población tiene que ir a una vida mucho más saludable y eso está asociado a una alimentación mucho más nutritiva la disminución en el consumo de refrescos, grasas saturadas, y la activación física”, agregó Sheinbaum.

 

Foto: Twitter / @LupitaJuarezH