El Consejo de la Judicatura Federal (CJF) inhabilitó por 10 años al magistrado Salvador Mondragón Reyes por su responsabilidad en la filtración y venta del examen de oposición para jueces de distrito en 2018, el cual fue adquirido por 15 funcionarios de Puebla, Tlaxcala, Sinaloa, Ciudad y Estado de México.

El resolutivo publicado el 5 de agosto confirmó la sanción contra el también ex director General del Instituto de la Judicatura Federal (IJF), Salvador Mondragón Reyes, tras ser hallado responsable de la eventual comercialización de información confidencial sobre el concurso interno de oposición.

El funcionario fue sancionado con la destitución e inhabilitación por 10 años, mientras que el resto de los involucrados recibieron sanciones en función de su participación, lo anterior en términos generales, por no preservar la dignidad, imparcialidad y profesionalismo en el desempeño de sus labores, según la Ley Orgánica del Poder Judicial de la Federación.

Cabe recordar que en febrero de 2018 el CJF canceló el concurso de oposición donde participaron 2 mil 600 aspirantes, de los cuales 91 aprobaron pero en 15 casos se detectaron patrones inusuales que hacían presumir la venta de los reactivos para responder la prueba, por lo que en octubre del mismo año iniciaron un proceso en su contra.

Adicionalmente se investigó a otros 10 funcionarios que habrían comercializado hasta en 186 mil pesos los reactivos a funcionarios del Poder Judicial de la Federación en Puebla, Sinaloa, Tlaxcala, Estado de México y la Ciudad de México, sin que hasta ahora se hayan precisado cuántos fueron adquiridos en cada una de las entidades.