Después de ocho años consecutivos de lograr la participación de más de mil doscientos tecuanes de la variante de la danza de tecuanes de Acatlán, por primera vez no se llevaron a cabo las actividades dedicadas a festejar este día debido a la pandemia por covid19.

Diversos grupos de tecuanes no dejaron pasar desapercibido este día y tomando las medidas preventivas de salud realizaron transmisiones en vivo que se hicieron llegar a otros danzantes de la ciudad de México y Estados Unidos, además de eventos cerrados donde danzaron al ritmo de la flauta y el tambor que caracteriza esta danza.

Emmanuel Martínez Martínez integrante de la comisión organizadora de estos festejos informó que en este año debido a los decretos por parte del gobierno del Estado de Puebla no se pudo festejar el día del tecuan como en años anteriores para evitar aglomeraciones y para prevenir casos de covid19.

Vania Priscila Leal, danzante de los tecuanes Yucuyuxi expresó que el día del tecuan es una festividad muy importante para los danzantes, y en años anteriores desde meses previos a estos días se preparan con la elaboración de sus trajes, sombreros, máscaras y sus mejores pasos para danzar por las calles principales de Acatlán.

Historia del origen del día del Tecuan

De acuerdo con el testimonio de Jorge Campuzano Rodríguez, investigador en el municipio de Acatlán el día del tecuan fue decretado mediante acuerdo de cabildo en el año 2012, estipulando los festejos en el mes de junio, cercano a las festividades de San Juan Apóstol.

Detalló que al paso de los años esta celebración se ha realizado en diferentes fechas, pero que a partir del 2017 por acuerdo y consenso de los representantes de los grupos de tecuanes se acordó que estas actividades se llevarían a cabo el primer fin de semana del mes de agosto, fecha única y exclusiva para celebrar el día del tecuan.

Campuzano Rodríguez destacó que de 6 años a la fecha por intereses de los migrantes radicados en Estados Unidos comenzaron a unirse para formar las danzas de California y Nueva York, extendiéndose así las costumbres y tradiciones del pueblo acateco.

Hasta la fecha se tiene un registro de más de 50 danzas, contando las provenientes del Estado de México y Estados Unidos, quienes en años anteriores ya han participado en el día del tecuan.

Jorge Campuzano resaltó que el acateco siente una gran pertenencia por la variante de la danza de tecuanes traída en 1888 y se ha convertido en parte de la identidad cultural de Acatlán y cada día se arraiga más, -“Mientras exista un niño danzando la danza, está nunca morirá, puntualizó.