Un empleado de la cadena de comida rápida Burger King en Florida, Estados Unidos, murió a causa de una detonación de arma de fuego provocada por haber discutido con una de sus clientes, como reportaron medios locales.

Los hechos tuvieron lugar el pasado sábado 1 de agosto, en el condado de Orange, centro de Florida. Los medio señalaron que una mujer se hallaba molesta debido a que su pedido tardó demasiado, por lo que hizo que su pareja acudiera hasta el restaurante para ultimar al trabajador.

La joven víctima llamada Desmond Armond Joshua tenía 22 años y llevaba apenas dos días laborando para el restaurante de comida rápida. Armond Joshua murió en el hospital luego de haber sido trasladado de urgencia tras recibir el disparo.

En los reportes también se indicó que la noche del primero de agosto el local estaba muy concurrido y los clientes debían esperar más de lo habitual para recibir sus pedidos.

 

Empleado fue amenazado

La mujer que esperaba por recibir su comida se enfadó al grado comenzar a gritar en el lugar, donde amenazó con que iba a llamar a “su hombre” para que arreglara la situación. Al verla muy alterada, el personal del lugar decidió rembolsar los 40 dólares que pagó y pedirle que se retirara del local, órdenes que obedeció sin mayor discusión.

Sin embargo, regresó en poco tiempo con el agresor identificado como Kelvis Rodríguez-Tormes, de 37 años.

Las cámaras de seguridad del restaurante lograron captar cómo el hombre sujetó al empleado por la cabeza y trató de asfixiarlo hasta que una persona que estaba allí logró que lo soltara.

Rodríguez-Tormes abandonó el lugar para dirigirse a su vehículo, donde tomó una pistola y regresó a donde estaba el muchacho:

“Tienes unos segundos antes de que te dispare”, advirtió Kelvis al empleado.

El agresor hispano fue detenido y acusado por homicidio en primer grado con un arma de fuego, destrucción de evidencia –ya que el arma no aparece- y posesión de arma de fuego, con una condena penal previa.

 

Foto: