Morena impulsa una reforma a la Constitución de Puebla para que los menores de edad tengan derecho a la libertad de conciencia y los padres estén obligados a no imponer preferencias sexuales ni “cánones socialmente aceptados”.

La propuesta promovida por el coordinador de la bancada morenista, Gabriel Biestro Medinilla, busca que por ley los padres o tutores no determinen las inclinaciones sexuales de sus hijos y estos las definan de manera libre e informada.

Para esto se propone modificar cuatro artículos de la Constitución Política del estado, pero destaca la redacción que se plantea para el artículo 27, que habla de las obligaciones que los padres tienen con sus hijos.

Se contempla que la fracción 3 de ese artículo ahora establezca la obligación de: “educarlos bajo los principios de respeto y no discriminación, fomentando la libertad de conciencia, de pensamiento, ideología o creencia, así como coadyuvar en su desarrollo psicosocial para tomar parte libremente de sus convicciones e inclinaciones sexuales, sin la imposición de cánones socialmente aceptados, con plena conciencia de servicio a sus semejantes”.

En la actualidad esa fracción únicamente dice que es una obligación: “educarlos bajo los principios de respeto, equidad e igualdad con plena conciencia de servicio a sus semejantes”.

Derecho a libertad de conciencia 

Para la libertad de conciencia de los menores de edad se propuso reformar la fracción 1 del artículo 17 constitucional, para que diga que es un derecho: 

“Recibir la educación básica y media superior, garantizando la libertad de conciencia, pensamiento, religión, apegándose a lo previsto por las leyes, reglamentos y programas que expida la gobernadora o el gobernador del estado”.

También se planteó que el artículo 118 constitucional ahora diga: 

“La educación que se imparta en el Estado de Puebla, formará a los alumnos para que su vida se oriente por los principios y valores fundamentales del ser humano, fomentando en ellos, la libertad de conciencia, una cultura cívica y de la paz; esta será gratuita y se sujetará estrictamente a lo dispuesto por el artículo 3o. de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y sus Leyes reglamentarias”.

En la fracción 12 del artículo 26 también se contempla un cambio de redacción para precisar que la educación debe ser gratuita y laica.

“Los niños y las niñas sin excepción alguna, tienen derecho a la satisfacción de sus necesidades de alimentación, salud, educación pública, gratuita y laica, así como de un sano esparcimiento para su desarrollo integral”, señala la iniciativa.

La propuesta de Biestro Medinilla será analizada por la Comisión de Gobernación y Puntos Constitucionales antes de su eventual aprobación.