Chipilo es una pequeña población que se encuentra ubicada a 15 kilómetros de la capital de Puebla. Su nombre proviene del náhuatl “Chipiloc” que significa “lugar de pequeños”, aunque el nombre no está relacionado con la estatura de sus habitantes, sino que hace referencia a que es la pequeña Italia en México.

En 1875 el gobierno mexicano trajo, aproximadamente, a 3 mil italianos para que se instalaran en los estados de Veracruz y Puebla con la finalidad de modernizar el campo y la sociedad mexicana.

A lo largo de los años, la colonia italiana de Chipilo fue la que se adaptó mejor, convirtiéndose en productores ganaderos y lácteos, productos con un toque de la gastronomía italiana, que se pueden disfrutar. En el pueblo hay tiendas de embutidos y restaurantes que ofrecen una gran variedad de productos caseros chipileños.

Chipilo fue fundado en 1882, y pertenece al municipio de San Gregorio Atzompa. Tiene más de 3 mil 500 habitantes, quienes hablan español y conservan una lengua conocida como chipileña o véneto chipileña, la cual es una mezcla de italiano con influencia del español.

Cabe destacar, en esta localidad no hay mercado, zócalo, ni kiosko central, y la iglesia no tiene ornamentos tradicionales, pues lo que destaca es la sencillez. La mayoría de esta localidad son chipileños “puros”, pues recientemente se comenzaron a permitir los matrimonios de chipileños con no chipileños  lo que originó una diversidad en la comunidad.