Ante la expectativa que se había generado en torno al inicio de la Liga MX, poco a poco los partidos han tenido que ser aplazados debido a que las pruebas realizadas a jugadores para detectar posibles casos positivos de Covid-19 no estaban listas, lo que generaría una gran irresponsabilidad por parte tanto de la liga como de los clubes.

El primer caso fue el del partido entre Atlético San Luis vs FC Juárez, fechado en un principio para jugarse este jueves 23 de julio, en lo que marcaría el inicio del torneo Guard1anes 2020. El partido fue movido de fecha para realizarse de manera normal el próximo lunes 27.

Otro de los equipos que tendrá que pagar los platos rotos es el Club Puebla, pues pasará de inaugurar el torneo el próximo viernes a jugar hasta el lunes 27. Esto debido a que el equipo Mazatlán, equipo contra quien jugaría, aún no tiene las pruebas realizadas a sus jugadores para detectar posibles casos de Coronavirus, como lo informó la liga a través de un comunicado.

El partido cargará con una situación emocional importante debido a que significará el debut del equipo del norte en la primera división mexicana, lo que pinta como un evento que se festejará en grande al anunciarse que la mismísima Banda el Recodo tocaría para inaugurar oficialmente el estadio.

Foto: Twitter / @ClubPueblaMX