Por segunda ocasión vecinos de la zona limítrofe entre Cuautlancingo y Puebla capital protestaron por la operación de un horno crematorio que con sus emisiones de humo genera malestares sin que hayan sido atendidos por las autoridades.

A pesar de las quejas presentadas ante ambos ayuntamientos contra el complejo funerario “El Renacimiento”, ubicado en la Calzada de la Loma, a un costado de los fraccionamientos Villas Zavaleta y Bellas Artes, hasta el momento se ha hecho caso omiso a los escritos ante autoridades ambientales estatales y federales.

Los inconformes explicaron que cuando autoridades de Puebla y Cuautlancingo llegan al lugar, los empleados presentan una licencia de funcionamiento otorgada por cualquiera de los dos cuerpos de gobierno, ya que tienen documentos de ambas demarcaciones.   

Ana Liz Ávalos, vecina del Fraccionamiento Bellas Artes, ubicado a un costado del Complejo funerario, explicó que el trato con los vecinos del lugar ha sido cortante por parte de los empleados del establecimiento, al no mostrarles una licencia de funcionamiento para el crematorio, ya sea otorgada por Semarnat u otra dependencia gubernamental.

Agregó que desde su primera movilización colectiva en mayo de este año, las emisiones por parte de la funeraria disminuyeron alrededor de un mes, pero a partir de principios de julio el problema regresó a su dimensión habitual.

Entre las complicaciones que describen se encuentra la mala calidad del aire en el área cuando encienden los crematorios, espesas masas de humo visibles aún en la madrugada que despiden un olor fétido.  

Aunque este medio ha buscado entablar comunicación con los responsables no se ha logrado y sólo uno de los empleados sostuvo que en los últimos dos meses se redujo la cantidad de humo proveniente de los hornos porque los vecinos se molestaron. “Antes podíamos meter al horno hasta 20 cuerpos, no le dábamos tiempo de enfriarse, por eso sacábamos tanto humo, pero ya metemos menos cuerpos”.

A pesar de ello, los vecinos aseguran que no han disminuido las emisiones y solamente han cambiado de horario para que sean menos visibles.