A través de una queja ciudadana el Ooselite detectó un tiradero clandestino con restos de tela para elaborar cubrebocas que pertenecen a las maquilas pequeñas de Tehuacán que incumplen con el pago por la recolección de residuos, informó José Antonio Olaya,  director del organismo.

Dijo que estos residuos no representan riesgo para la ciudadanía, pero sí contaminación, además de que el lugar se clasifica como un tiradero clandestino y si se sigue permitiendo este tipo de acciones, poco a poco se pueden reunir más desechos de cualquier tipo, al grado de que la situación sea incontrolable.

Asimismo, dio a conocer que no existe una sanción para este tipo de empresas, pero, mediante reuniones con el área de Ecología, se busca la manera de modificar el reglamento para que se pueda infraccionar a quien incurra en este tipo de faltas.

Olaya Hernández mencionó que durante los recorridos que realiza el personal del Organismo Operador del Servicio de Limpia de Tehuacán (Ooselite), se han percatado de que son los cubrebocas los que más se encuentran en el piso, pese a haber contenedores especiales que recaudan este tipo de material.

Por último mencionó que aunque en repetidas ocasiones se ha exhortado a los ciudadanos a que no realicen este tipo de acciones y sigan las recomendaciones que ha emitido el organismo, hacen caso omiso, siendo la contaminación  de áreas verdes el principal problema.