El socio director y representante legal de la empresa Fates Consulting S.C., Francisco José Olvera Fonseca fijó su postura en torno al citatorio que envió el titular de la Auditoría Superior del Estado de Puebla con relación al supuesto conflicto de intereses que ese órgano hizo público entre el despacho de auditores externos y la BUAP.

A través de un comunicado afirmó que las expresiones que se han hecho por parte de la Auditoría Superior del Estado de Puebla sobre un presunto conflicto de intereses carecen de un procedimiento legal de investigación, a lo que consideraron más un análisis torpe, apresurado y de nota roja para sus medios de comunicación, muy lejano a lo que derivaría de una autoridad seria y profesional.

Olvera Fonseca denunció que “de manera perversa en plena pandemia fueron requeridos para comparecer en 10 días a defenderse, y fue el pasado viernes, al día 9, que acudieron a la Auditoría Superior del Estado de Puebla, recibiendo la negativa de los vigilantes de recibir su defensa por escrito, argumentando que no había nadie, a pesar de que obviamente se habrían habilitado días y horas para este caso. Lo anterior los obligó a enviar su defensa por correo electrónico al propio auditor superior y remitirla a través del servicio postal mexicano.

El entrevistado aseguró que han sido objeto de descalificaciones, a tal grado que el propio Auditor Superior, faltando al principio de secrecía que rige su actuación, ha hecho públicos documentos que le entregaron dentro del proceso de evaluación para obtener autorización como Auditor Externo, situación que sin duda es contrario a la Ley y se ve agravada por el silencio y complicidad de los Diputados Locales.

Dijo entender que todo esto ocurre en el marco de la persecución política para tomar el control de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla, lo que a su decir, ha llegado al extremo de recurrir a la mentira y el prejuicio, como instrumentos de desprestigio. Por esa razón hicieron público que no han suscrito ni suscribirán contrato alguno con la Universidad a efecto de dictaminar los estados financieros, programáticos, contables y presupuestarios por el ejercicio 2020 en lo que concierne a la Auditoría Superior del Estado de Puebla.

Al respecto enfatizó que documentos públicos avalan la no existencia de conflicto de interés alguno entre la firma y la institución y que no serán vehículo o pretexto a modo para justificar actos de intromisión en contra de la vida universitaria.

Finalmente afirmó que ante la práctica difamatoria y protagonista del Auditor Superior del Estado de Puebla, quien teniendo el deber de guardar reserva de las investigaciones que realiza, hace públicas acusaciones sin escuchar previamente a los afectados, con el único afán de justificar la lucha intestina por tomar el control de la Universidad; les ha ocasionado la pérdida de clientes actuales y potenciales, por lo que sus  abogados ejercerán las acciones legales que correspondan y harán pública su defensa, para que sea la sociedad quien juzgue el actuar de su gobierno.