Recortar salarios, cancelar apoyos sociales e incluso suspender compras de insumos para enfrentar la pandemia de Covid-19, destacan entre las estrategias de los ayuntamientos de Puebla para enfrentar los recortes de participaciones federales.

Durante julio, la baja para los municipios alcanza hasta el 50 por ciento de lo que usualmente reciben en un mes, por lo que los alcaldes alistan una estrategia para solicitar al gobierno federal un alto a las disminuciones.

Según datos de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SCHP), en el primer semestre del año 169 de los 217 municipios del estado –dos terceras partes–, registraron una reducción en sus participaciones federales hasta del 14 por ciento, en relación con el mismo periodo de 2019.

Recortan salarios hasta en 50%

El presidente municipal de Altepexi –en la Sierra Negra-, Pablo Desiderio Miguel, explicó que para palear la baja en participaciones federales se aprobó el recorte de salarios en su ayuntamiento hasta en un 50 por ciento.

Explicó que la disminución se ha aplicado a empleados que están en confinamiento domiciliario y cuya actividad no resulta esencial, como el caso de las cocineras de los desayunadores del DIF, las cuales percibían 2 mil pesos a la quincena y ahora solo reciben mil pesos.

En otros casos, la reducción ha sido del 30 por ciento, mientras que empleados de confianza no están percibiendo sus salarios.

Por su parte, la alcaldesa de Caxhuacan, Xóchitl Domínguez Cortez, dijo a e-consulta que ante los recortes en participaciones, la nómina de los empleados se ha reducido de 10 y hasta un 30 por ciento.

Las disminuciones en ese municipio ubicado en la Sierra Norte, se han aplicado a los trabajadores que no realizan labores fundamentales y que permanecen en sus domicilios.

De acuerdo con la SHCP, Altepexi registró una disminución del cuatro por ciento, al pasar de 12.6 a 12.1 millones de pesos; y Caxhuacan de 5.9 a 5.7 millones en el primer semestre del año.  

En tanto, Heriberto Vázquez Alonso, alcalde de Coatzingo –la Mixteca-, comentó que aunque no ha recurrido al recorte salarial, sí analiza hacerlo en próximos meses pues la disminución de participaciones impide el pago de la nómina del ayuntamiento a su cargo.

Los ayuntamientos de Teziutlán y San Felipe Teotlalcingo también bajaron salarios en un 50 por ciento tanto para empleados como para los regidores e incluso policías.

Soltepec es otro municipio que aplicó la medida, pues disminuyó en un 50 por ciento los salarios, así como San Matías Tlalancaleca, Tlatlauquitepec y San Felipe Teotlalcingo, que aplicaron recortes similares.

Calpan aplicó una reducción del 10 por ciento a sus empleados, pues con ello se aseguró que se evitarían despidos.

Ya no hay dinero para enfrentar la pandemia

El alcalde de Altepexi indicó que al inicio de la pandemia de coronavirus su administración repartió gel antibacterial y cubrebocas, pero ante la baja en el presupuesto ya no es posible comprar esos artículos de sanidad, pese a que sí se han reportado contagios en su municipio.

“Al principio la gente no creía en la pandemia, pensaban que no era cierto y no utilizaban cubrebocas, incluso agredían al personal del ayuntamiento, pero ahora piden insumos y ya no es posible comprarlos”, y señaló que ante esa situación no es posible cumplir a cabalidad los decretos del gobierno del estado para evitar la transmisión del Covid.

El presidente municipal refirió que tampoco se han podido entregar apoyos para personas que han fallecido, pese a que sí se han recibido solicitudes.

En el mismo sentido se refirió la alcaldesa de Caxhuacan, pues comentó que la insuficiencia de recursos implica que ni siquiera puedan adquirir cubrebocas para enfrentar la pandemia y que tampoco se pueden brindar otro tipo de apoyos como traslados de personas con otros padecimientos distintos al coronavirus.

Reducen recursos a más de la mitad de municipios

Según los reportes de la SHCP, se han aplicado recortes de hasta un 14 por ciento a 169 de los 217 municipios del estado, como el caso de Texmelucan, pues sus participaciones pasaron de 86 a 74 millones de pesos, es decir, le fueron recortados 11.9 millones.

Tehuacán es el segundo municipio con la afectación más alta, pues perdió 20 millones de pesos al pasar de 183.5 a 163.1 millones. La diferencia equivale a un 11 por ciento.

San Pedro Yeloixtlahuaca tuvo una baja de 11 por ciento, debido a que sus participaciones pasaron de 5 a 4.4 millones de pesos.

Sin embargo, el alcalde de Coatzingo indicó que en julio el recorte llegó a un 50 por ciento y se prevé que esa misma tendencia se presente en lo que resta del año.

Preparan estrategia para solicitar alto a los recortes

En las últimas semanas los alcaldes iniciaron reuniones para analizar una estrategia a fin de pedir al gobierno federal que regularice la entrega de recursos y no aplique más recortes.

Desiderio Miguel señaló que ya hay una organización con los alcaldes circunvecinos de Altepexi, localizado en el Valle de Tehuacán, para realizar una protesta pero indicó que esta no se ha podido llevar a cabo por temor a los contagios de Covid.

Xóchitl Domínguez refirió que también ya hay reuniones con los presidentes municipales de Huehuetla, Tuzamapan y Jonotla para ver qué camino seguir y no solo pedir que no haya más disminuciones al presupuesto, sino que el gobierno del estado también los apoye con recursos extraordinarios.

Los alcaldes señalaron que han intentado hablar con diputados locales y federales, pero no ha sido posible, pues su actividad disminuyó por la pandemia y tampoco han encontrado respuesta en dependencias como Hacienda.