En Medellín, Colombia, un perro labrador se hizo de una gran popularidad luego de que los vecinos de la zona lo reconocieran como el mandadero oficial de una tienda, llevando hasta los hogares de algunas familias la lista de cosas que solicitaban.

Los vecinos del mercado El Porvenir sabían que, tras hacer su pedido, Eros llevaría la fruta, verdura y comida empacada hasta donde habitan.

Aunque su labor no es nueva, se volvió mucho más importante su trabajo, luego de que la pandemia por Covid-19 obligara a las personas a quedarse en casa con el fin de evitar más contagios.

Este miércoles trascendió la noticia de que Eros fue víctima de un asalto, por lo que se llevaron tanto el mandado que portaba como su canastita.

Por fortuna, no le hicieron daño alguno, pero la noticia alertó tanto a los dueños del can como a los propios vecinos, quienes quedaron perplejos luego de reflexionar sobre los niveles a los que ha escalado la delincuencia.

Foto: Twitter