En México sólo el 1.5% por ciento de las instalaciones  industriales en México operan bajo un esquema de eficiencia técnica en la manufactura de los productos, dio a conocer la Dra. María Teresa Herrera Rendón, docente la Facultad de Economía de la UPAEP en conferencia de prensa virtual organizada por dicha universidad.   

Reconoció que las industrias mexicanas más ineficientes son la alimentaria, la química y la que produce artefactos derivados de las maderas, mientras que las ramas productivas de la industria más eficientes son la industria textil, metalúrgica y el proceso de creación de muebles, según datos del INEGI y otros indicadores.  

Explicó que la eficiencia técnica es una condición de crecimiento y desarrollo sustentable para el país, ya que nos permite saber si una empresa está ocupando eficientemente los recursos naturales o humanos para producir un bien. Esto nos asegura que habrá un crecimiento sustentable.

Argumentó que dentro de la universidad se forma capital humano de calidad y con alto sentido de responsabilidad moral, lo que contribuye a aumentar la eficiencia ya mejorar la manera en la que se utilizan los recursos escasos; siendo que estas dos características contribuyen a mejorar la calidad de vida de las comunidades en las que se desarrollan.

Esta formación facilita que las personas tomen conciencia de los recursos que se ocupan para sus actividades, por eso, recalcó que los planes de estudio que conforman la Maestría en Economía Aplicada de la UPAEP tienen la orientación a que los egresados puedan detectar qué empresas o sectores pueden mejorar su eficiencia y de qué manera.