El gobernador Luis Miguel Barbosa Huerta aseguró que su administración no investiga de forma general la gestión del gobierno interino de Guillermo Pacheco Pulido, sino que sólo indaga casos en donde hay indicios de corrupción.

“(…) No hay ninguna investigación general en contra del gobierno de Pacheco Pulido, no existe”, señaló el gobernador al ser interrogado sobre la investigación que la agrupación Puebla Contra la Corrupción y la Impunidad (PCCI) presentó este martes y en la que se advierten posibles anomalías por 521 millones de pesos en obra pública.

Guillermo Pacheco fue gobernador del 21 de enero al 31 de julio de 2019, tras la muerte de la gobernador electa Martha Erika Alonso Hidalgo y mientras se realizó una nueva elección en la que resultó ganador Miguel Barbosa.

Hoy el actual mandatario argumentó que una muestra de que su gobierno sí indaga casos de corrupción es la detención de Oscar Chapa Palomeque, por la adquisición de uniformes con sobre precio durante su gestión como oficial mayor de la Secretaría de Educación Pública (SEP), en la administración de Pacheco.

e-consulta solicitó a la Coordinación de Comunicación Social del gobierno del estado una entrevista con la secretaria de la Función Pública, Laura Olivia Villaseñor Rosales, pero la petición no fue atendida.

Según dio a conocer PCCI, el gobierno interino de Guillermo Pacheco Pulido pagó 521 millones de pesos a empresas “fantasma” para diversas obras que no se realizaron y además se perdieron adelantos de proyectos que fueron cancelados.

Un solo contrato que se entregó a una empresa cuyo domicilio fiscal no existe fue para la rehabilitación del Periférico Ecológico por 270 millones de pesos.

Además se detectaron pagos de 203 millones de pesos por trabajos para subsanar daños por fenómenos meteorológicos en municipios, pero no se realizaron.

La organización también ubicó 47.8 millones de pesos entregados en adelantos de obras que finalmente fueron canceladas durante la administración de Luis Miguel Barbosa Huerta.

En suma, durante el interinato de seis meses que se estableció en Puebla a raíz de la muerte de la exgobernadora Martha Erika Alonso Hidalgo, se realizaron 26 licitaciones de obra pública por 1 mil 117 millones de pesos, por lo que las anomalías representan casi la mitad de esta suma.

Estas consistieron en intervenciones en la intersección del bulevar del Niño Poblano, bulevar Atlixco y bulevar Zavaleta así como la reconstrucción de las avenidas laterales de la Recta Cholula.