Odalys Ramírez y Patricio Borghetti han vuelto a ponerse en la mira de los internautas luego de superar con éxito su contagio de Covid-19.

Después de que la pareja recibiera un sinfín de críticas por la apariencia física de su hijo Rocco, fue Odalys la que rompió el silencio y salió en defensa del menor.

Tras los mensajes que juzgaban el tamaño de la cabeza del menor de 1 año y 2 meses, Ramírez colocó un video en redes sociales explicando:

Rocco lo que tiene es un papá que mide 1.93 y una mamá que mide 1.76, es un bebé muy grande, tiene 1 año y usa talla de 2 años, y siempre fue así, pero bendito Dios está todo perfecto”.

De esta forma, la conducta espera poner fin a los ataques contra el menor de sus hijos a escasas semanas de que tanto ella como su famoso esposo fueran diagnosticados con coronavirus.