Luego de que se descartó que el presunto feminicida de Gardenia y su hija Dulce, en Acajete estuviera contagiado de Covid-19, una juez de control del Centro de Justicia Penal de Puebla repuso la audiencia de formulación de imputación y vinculó a proceso a Alonso M., quien además ya enfrenta un proceso por el robo de una motocicleta.


De acuerdo con fuentes en el Tribunal Superior de Justicia (TSJ), la audiencia se convocó para las 22:00 horas del miércoles 8 de julio, luego de que el pasado 29 de junio se tuvo que reprogramar ante la sospecha de que Alonso M. estuviera contagiado de Covid-19.

Una vez que se descartó la presencia del virus en Alonso, se convocó a la audiencia que sufrió un cambio de juez pues dejó el caso Carlos Guillermo Ramírez Rodríguez y en su lugar se nombró a Magally Escamilla Rodríguez para hacerse cargo de la reposición de la audiencia de formulación de imputación.

Lo anterior para poder fijar nuevamente un plazo para la vinculación a proceso, misma que se definió en la misma audiencia con un fallo de sujeción a proceso en contra de Alonso por el delito de feminicidio en agravio de su expareja sentimental, Gardenia, y la hija de esta, Dulce, cometido en el municipio de Acajete.

Ante esta situación se ratificó la medida cautelar de prisión preventiva oficiosa en el Cereso de San Miguel, por lo que ahora ya enfrenta, formalmente, dos procesos penales por el doble feminicidio y otro por el robo de vehículo agravado, por el supuesto despojo con violencia de una motocicleta al hermano de Gardenia.