Un supermercado fue el escenario donde una mujer confrontó a un guardia de seguridad por tomar la temperatura de las y los clientes con un termómetro infrarrojo, esto durante el ingreso de los usuarios a la tienda y como parte del protocolo de seguridad donde además se les ofrece gel antibacterial.

La molestia de la mujer fue debido a que, a consideración suya, la pistola que mide la temperatura genera daño en las neuronas.

Además, expresó su descontento con los demás clientes por aceptar que el guardia les mida la temperatura en la entrada, pues considera que se trata de una estrategia peligrosa.

La mujer inconforme se mira acompañada de un hombre que intenta convencer al público de que no se midan la temperatura, pues aseguró que el policía violaba sus derechos al hacerlo.

 

El video fue compartido en redes sociales y la publicación en la página de “Metro Tacubaya” alcanzó las 3.1 millones de reacciones, además de comentarios acerca del video, donde destacan la dudosa información que brindó la mujer.

Foto: Captura de Pantalla de Facebook