El gobierno municipal de Teziutlán recibió un nuevo recorte de las participaciones en un 50 por ciento derivado de la crisis ante la contingencia por coronavirus, lo que ha ocasionado que continúen los planes de austeridad anteriormente estipulados por parte de las autoridades municipales. 

 
De igual manera por la situación en la economía de las personas, han bajado los ingresos propios de las arcas municipales en un 31.2 por ciento con respecto al año 2019.
 
La Tesorería del ayuntamiento teziuteco a cargo de Edgar Iván Viveros González, reportó finanzas sanas pese a que, entre los meses de abril, mayo y junio, en el rubro de ingresos propios, se dejaron de percibir 21 millones de pesos, aunado al recorte del 50.4 por ciento a las participaciones federales. 
 
Es por ello que con el objeto de evitar números rojos en las finanzas municipales durante los meses subsecuentes, se emprendieron acciones específicas aplicando el blindaje económico a las finanzas y poniendo en marcha el programa de austeridad que aplica el presidente municipal, Carlos Enrique Peredo Grau, quien de forma anticipada creó un fondo de ahorro que es utilizado en estos momentos para solventar necesidades prioritarias del H. Ayuntamiento.
 
Mencionó que este fondo de ahorro que la Tesorería municipal creó con la recaudación de los meses de enero, febrero y marzo, ha permitido solventar la inversión para atender la emergencia sanitaria, sin recurrir al endeudamiento por parte del municipio, atendiendo de manera oportuna la pandemia, siendo nuestra ciudad la primera que realizó trabajos de manera anticipada para mantener en la actualidad índices bajos de contagio. 
 
En este sentido el ayuntamiento municipal dejó de registrar ingresos en impuesto predial, parquímetros, vía pública, baños públicos, giros mercantiles y limpia pública, recordando que el gobierno municipal invirtió 6 millones de pesos en la instalación de un cerco sanitario con túneles sanitizantes, así como en la donación de material médico a hospitales y clínicas, en la adquisición de insumos para seguridad de personal de áreas del ayuntamiento y de igual manera se apoyó con despensas a familias de escasos recursos durante el confinamiento social, lo cual en la estadística deja un indicador equivalente al 0.001 por ciento en fallecimientos por COVID-19 en la perla serrana.
 
Viveros González, añadió en su reporte que durante la Jornada Nacional de Sana Distancia y de confinamiento social, para evitar números rojos aplicaron un estricto plan de austeridad que incluyó la reducción de salarios, el recorte de gastos en combustibles e insumos, así como el recorte de la plantilla de personal. 
 
Por último se exhortó a la ciudadanía a realizar el pago de sus impuestos municipales, pues son ingresos importantes para el financiamiento de la administración al servicio de la población.