Pese a la dura situación económica producto del confinamiento por la pandemia del Coronavirus, la Comisión Federal de Electricidad (CFE), obtuvo 47 millones 38 mil pesos por pagos de reconexión a clientes que se les cortó el servicio de luz.

Así lo denunció el diputado federal del Partido Encuentro Social (PES), Fernando Manzanilla Prieto, quien puntualizó que la CFE aumentó sus ingresos por reconexión, en un 10.1%.

Los estados en los que se concentró el mayor número de reconexiones fueron: Jalisco con 69, 351; Estado de México con 69,110; Michoacán con 45,099; Ciudad de México con 41,567; Puebla con 39,670; Veracruz con 36,094; y Guerrero con 29,764.

El legislador poblano lamentó que aunque la emergencia sanitaria persiste, los cortes de luz no se detienen, al menos, para medio millón de usuarios a los que se les suspendió el servicio de energía eléctrica durante los meses de abril y mayo, por lo que demandó a la CFE, a “restablecer de forma  inmediata y sin condición, el servicio de energía eléctrica a las y los usuarios a quienes se les hubiera suspendido el servicio durante la pandemia ocasionada por el Covid-19”.

“Aún hay un gran número de mexicanos y mexicanas, quienes permanecen con el servicio cortado, ya que desgraciadamente no pudieron solicitar la reconexión del servicio, al encontrarse en la penosa necesidad de tener que decidir entre comer o pagar el servicio y la reconexión del servicio”.

De igual forma, solicitó a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) y a la Comisión Federal de Electricidad, a diseñar un mecanismo para que las personas que estén en condición de hacerlo, paguen el servicio de reconexión bajo las modalidades de pagos diferidos o descuentos por pronto pago.

Mediante un Punto de Acuerdo, publicado en la Gaceta Parlamentaria de la Permanente, el ex secretario general de Gobierno, exigió que en estos momentos “de crisis sanitaria y de inminente crisis económica, la Comisión Federal de Electricidad debería mostrar el rostro más humano de este gobierno e implementar una política de reconexión total del país, ofreciendo a las y los usuarios, alternativas y facilidades para la reconexión”.

Esta reconexión y el total restablecimiento del servicio de energía eléctrica, consideró, debería ser preferentemente sin costo para las personas más vulnerables y, por lo menos, con facilidades y diferimiento de pagos o descuentos para las viviendas con un mayor consumo, con el objeto de que la reconexión no impacte en el bolsillo de las familias y se considere la retroactividad del compromiso de que no haya cortes, para las personas a quienes ya se les cortó el servicio durante los meses de abril y mayo.