Ante posible “adoctrinamiento en ideología de género y comunismo de este gobierno” federal, asociaciones, fundaciones y organizaciones de la sociedad civil lanzaron el denominado movimiento “Educación con Rumbo”, cuyo objetivo es, en sus palabras, garantizar una educación científica e imparcial en las escuelas mexicanas.

Este domingo el conglomerado de asociaciones se presentó como una propuesta para ser garante que la educación en México cumpla con objetividad y no esté impregnada de ideologías, pues en palabras de Paulina Amozurrutia, directora de la Asociación Civil Seamos Héroes, “es fundamental que la sociedad en conjunto participe activamente en el diseño de la política educativa y esta no puede ser decida unilateralmente por el gobierno”.

Para el Presidente de la Unión Nacional de Padres de Familia, Leonardo García, parte importante del diseño de una política educativa está en que los congresos legislen en un marco de parlamento abierto, dónde participen los jefes del hogar y se respete el derecho de educar a sus hijos.

Francisco Landero, Presidente de SUMA por la Educación, hizo un llamado a que la ciudadanía revise los perfiles de las asociaciones que convergen en “Educación con Rumbo” y participen en conjunto para el diseño de las políticas educativas, pues considera que este momento de coyuntura en materia educativa “ofrece más incertidumbres que certezas”, por eso pide estar alertas.

Enumeró que los posibles riesgos de la falta de deliberación son el bajo rendimiento de los educandos, el desconcierto, el estancamiento de los maestros, hasta la ideologización de temas clave como historia, biología y ciencias sociales.

Nallely Cruz, directora de Innovación de Red Familia, destacó la importancia que le han dado diversos organismos internacionales como la UNICEF a que los padres de familia incidan directamente en la educación de sus hijos, haciendo un llamado a reflexionar sobre los derechos y obligaciones que tienen los padres y las madres en la educación de sus hijos.

Adoctrinamiento histórico y de género

Para Leonardo García, el actual gobierno busca instrumentar políticas educativas que tergiversan la realidad histórica del país, al declarar que se buscará imponer una narrativa al país basada en hechos muy concretos y con dudosa rigurosidad histórica.

Al mismo tiempo, explicó que la perspectiva de género en la educación, garantizada en el artículo tercero constitucional, se puede prestar en casos extremos a “liberalizar la sexualidad de nuestros hijos menores sin consecuencias jurídicas para nadie”; concluyó que previenen tal esquema de educación, que es una violación al derecho de los padres a formar a sus hijos bajo sus propios valores, con una movilización desde este momento.

Francisco Landero, expresó su preocupación por la actual política en México basado en la declaración de un funcionario de la Secretaría de Educación Pública en las que expresó “su deseo de que México vuelva al comunismo”.

Consideró grave que Luciano Concheiro, subsecretario de Educación Superior, haya podido impregnar de esta corriente ideológica los textos. Asimismo, achacó las mismas simpatías políticas a otros funcionarios como Paco Ignacio Taibo.

Achacó a la Secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, su apoyo a los contenidos “ideologizados” en los libros de educación básica y el que los padres de familia tengan menor incidencia en la educación de sus hijos y el Estado absorba tal función.

Las organizaciones participantes en el movimiento extendieron la invitación a interesados en la educación a participar en los foros que se realizarán en los próximos meses con la intención de incidir en la política educativa en México.