Como “chicharronero” calificó el gobernador Luis Miguel Barbosa Huerta el amparo que el rector de la BUAP, Alfonso Esparza Ortiz, tramitó para protegerse de acciones en su contra, asimismo, indicó que la medida es descabellada.

El mandatario poblano, quien anteriormente acusó a Esparza de incurrir en actos de corrupción, señaló que no habrá ninguna acción en contra del rector al margen de la ley, por lo que indicó que la estrategia legal en cuestión, no tiene fundamento.

“Lo engañan, le meten miedo, de cosas inexistentes y lo hacen promover escritos verdaderamente descabellados de que hay quien los quiere desaparecer, aprehender, imponerle penas infamantes, cortarle el cabellohacerle cosquillas en los pies con plumas de guajolote, son de esos amparos chicharroneros, esos que los abogados promueven para sacarle dinero a sus clientes, pero que no tienen ningún fundamento”, comentó.

 

https://twitter.com/Patricia1mdz/status/1271487508082241537?s=20

 

Fue este jueves, cuando el rector presentó un amparo en contra de cualquier acción que ejerzan el gobernador, el Congreso del estado, la Auditoría Superior, la Fiscalía General del Estado de Puebla y el magistrado Presidente del Tribunal Superior de Justicia

En el amparo se detalla que se busca suspensión de cualquier oficio y de plano a privación de la vida, mutilación, infamia, marcas, azotes, palos, tormento de cualquier especie y desaparición forzada.

El mandatario descartó que se planee actuar en contra de Esparza. “Hoy nadie viola derechos humanos, es por un mandamiento judicial”, comentó.

El dos de junio, Barbosa confirmó que la Secretaría de Planeación y Finanzas de Puebla denunció a Luz Andrea Esparza Vergara, hija del rector de la BUAP, por presuntas discrepancias entre sus ingresos y egresos de hace siete años.

En contra parte, Esparza Ortiz acusó que la denuncia contra su hija es persecución política y venganza personal por parte de Barbosa Huerta, por no permitir que “se apodere” de la BUAP.