Puebla se encuentra entre los estados con mayor afectación por el corte del servicio de electricidad efectuado por la CFE, durante la pandemia del Coronavirus, Covid-19.

Así lo aseveró la diputada federal del PRD, Mónica Almeida López, quien acusó a la Comisión Federal de Electricidad de violentar los derechos de miles de mexicanos al cortar el servicio a 543 mil 128 usuarios que no pudieron pagar su recibo entre abril y mayo debido a la crisis económica y la ola de desempleo que han derivado de la contingencia sanitaria.

La legisladora perredista, precisó que 91 mil 381 servicios, entre hogares, comercios, prestadores de servicios, industrias entre otros, se quedaron sin el suministro de energía eléctrica en la Zona Metropolitana del Valle de México, que se suman a los ocurridos en Jalisco, Michoacán, Puebla y Guerrero como los estados que más han sufrido esta afectación.

“Es imperdonable que en tiempos de crisis la CFE niegue a los mexicanos el derecho a la electricidad, con lo cual vulnera sus derechos humanos  y los ponen en condiciones aún más precarias, tan sólo por no realizar el pago de un recibo en un bimestre que ha sido marcado por una ola de desempleo histórica, además de la ya enmarcada crisis económica que vive México”, indicó.

En lo que va del año la CFE ha ordenado el corte del servicio para 2 millones 88 mil 409 usuarios por falta de pago.

Almeida López aseguró que el gobierno federal está ante una violación flagrante de los derechos humanos, además de contradecir su discurso que antepone las necesidades de los más pobres, ya que su administración está privando a gran parte de este sector del acceso a la electricidad.

“Parece ser que a este gobierno no le importa en verdad lo que pase con los mexicanos en condiciones más vulnerables, ya que no sólo ponen en el dilema a miles de hogares de comer o pagar la luz sino que en efecto les quitan el servicio negando el derecho humano a la electricidad el cual es reconocido por SCJN y en diversos tratados de los cuales México forma parte”, dijo.

La diputada por Jalisco, recordó que desde inicios de la contingencia sanitaria ella solicitó que la CFE condonara los pagos para evitar así vulnerar los derechos de miles de mexicanos, sin embargo el titular de dicho organismo rechazó la propuesta al calificarse como cualquier otra empresa que requiere de dichos insumos para subsistir.

“Es lamentable que quien está al frente de la CFE observe el acceso a la energía como una simple mercancía y no como un derecho social integrado en el Mínimo Vital, al que deben acceder todos los habitantes, al igual que la alimentación, la seguridad, la educación y otros derechos, que les permitan a los mexicanos acceder a una vida digna, y que lejos de disminuir las brechas de desigualdad, se tenga una omisión de esa magnitud impulsada desde el gobierno”, dijo.

En un segundo momento solicitó que de no otorgarse la condonación de los recibos, se autorizara una prórroga, pero tampoco se ha recibido respuesta favorable sobre la petición, por lo que exhortó nuevamente al titular de la CFE y al Presidente de la República para que actúen a la altura de las necesidades y condiciones de la población.