Pobladores del municipio de Izúcar de Matamoros denunciaron incrementos excesivos en el cobro de luz eléctrica, pues señalan que en los últimos recibos de la CFE tuvieron un incremento de hasta mil 200 pesos y temen que su servicio sea suspendido por no pagar a tiempo.  

Tal es el caso de una usuaria de la junta auxiliar de San Nicolás Tolentino, quien reportó un aumento de mil 200 pesos, pues antes de este mayo hacía pagos de hasta 500 pesos, pero, este bimestre tendrá que realizar un pago de 2 mil 253 pesos.

Puntualizó que hace unos días su servicio presentó problemas, por lo que una persona la auxilió para solucionarlos. Fue ahí cuando se percataron de que el medidor trabajaba de manera inusual. De inmediato asistió a las oficinas para reportar la falla pero las oficinas estaban cerradas por la contingencia.

La usuaria manifestó su preocupación ante la situación, pues mencionó que cubrir ese gasto será difícil, debido a la falta de trabajo en la comunidad, por lo que teme que suspendan su servicio.

Cabe destacar que reportes similares se han difundido en redes sociales, presentando casos de Izúcar y  la capital del estado.

Los usuarios expresaron que reciben un pésimo servicio, por lo que hacen un llamado a Comisión Federal de Electricidad para que brinde el mantenimiento necesario al servicio de sus clientes, y atiendan los reportes que les llegan, para esclarecer el consumo correcto y la justa cuota por la electricidad.