Integrantes de la agrupación La Resurrección Unida en Defensa del Territorio el Agua y la Vida acusaron que el gobierno de Claudia Rivera Vivanco ya dio luz verde a la construcción de 20 mil viviendas en 170 hectáreas de áreas de cultivo que desde 2012 defienden por la vía legal.

De acuerdo con su representante Alfredo Pérez Juárez, recientemente se presentaron en el predio trabajadores de la empresa Financiera Uno MT quienes argumentaron contar con permisos para la construcción de una de tres etapas finales del proyecto.

Esto, a pesar de que se mantiene activo un proceso para que se reconozca como dueños de los terrenos a más de 400 ejidatarios a los que el gobierno municipal comenzó a negarles la opción de pagar por sus prediales en 2012.

Bajo el argumento de que las cuentas están empalmadas con las del particular Carlos Juárez Camacho, recordó, se ha buscado que los dueños de las tierras de cultivo pierdan los derechos legales sobre los terrenos.

Al llegar Rivera Vivanco a la alcaldía, los ejidatarios buscaban una solución a prácticas irregulares en los gobiernos de Eduardo Rivera Pérez, José Antonio Gali  Fayad y Luis Banck Serrato, sin embargo la actual Secretaría de Gobernación a cargo de René Sánchez Galindo ha postergado los encuentros.

En contraste, lamentó Pérez Juárez, se permitió ya que Juárez Camacho vendiera un predio en disputa y que la empresa constructora iniciara con los trámites para explotar la tierra.

Las más recientes reuniones con las autoridades municipales estaban previstas para esta semana pero según Pérez Juárez, los dejaron plantados y ahora evalúan la realización de manifestaciones.