A causa del encierro a que han sido sometidas las parejas y a la convivencia permanente, que se extiende por días, semanas y meses, especialistas sostienen que los números de divorcios van a la alza. La tensión en el núcleo familiar y desembocaría en fuertes reclamos hasta llevar a muchas parejas al límite.

El doctor, José Luis Estrada García, de la Asociación Mexicana de Psicoterapia Analítica de Grupo (AMPAG), reconoce que “es muy probable” que los números de divorcios se incrementen, así como los índices de violencia familiar. Lo atribuye a que con el encierro “aumentan las fricciones, la lucha de poder, la lucha de territorios, problemas de roles y tareas”.

Asimismo, apuntó que se acentúan las presiones económicas y el manejo de la ansiedad por la epidemia.

“El estar juntos las 24 horas del día los 7 días de la semana, lejos de unirnos como pareja nos separó. No nos aguantamos”, afirma una pareja consultada por Síntesis. Inclusive en el mero pico de la epidemia en la capital del país, “me tuve que buscar departamento o un lugar para alquilar derivado de las fuertes discusiones y peleas que provocaron la ruptura”, declara a quien llamaremos, Nelson.

“Se volvió insoportable la convivencia, ni yo la aguanto, ni ella me aguanta; el hecho de estar encerrados juntos todo el tiempo me hizo darme cuenta de que tenemos pocas cosas en común, que no nos conocemos realmente, que nunca nos podemos poner de acuerdo y que se rompió el respeto entre nosotros. La cuarentena del Coronavirus, nos acabó por separar y agilizó nuestro rompimiento”, lamenta.

Psicólogos refieren que entre los conflictos más habituales afloran peleas del pasado, reproches no resueltos, engaños y mentiras que fueron soportados durante mucho tiempo y que salieron a relucir por el confinamiento.

Es una realidad que el Coronavirus está poniendo a prueba las relaciones de pareja. Son muchas horas de confinamiento y eso puede hacer influir en la relación.

Sin embargo, también reconocen que el periodo de cuarentena servirá para reflexionar y digerir la decisión de separarse o no para algunas parejas.

Violencia familiar al alza

El Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres) recibió 400 mil llamadas al 911, relacionadas con agresiones a mujeres y de pareja, durante el mes de abril. La presidenta, Nadine Gasman, afirmó que la pandemia de Covid-19, hizo evidente la violencia de género.

La diputada Guadalupe Almaguer Pardo del Partido de la Revolución Democrática (PRD), reconoció que, si bien la violencia familiar siempre ha existido, hoy se agudiza con la pandemia.

Durante su intervención en la reunión de trabajo virtual que sostuvo la Comisión de Igualdad de Género, con la presidenta de INMUJERES, Nadine Gasman Zylbermann, en la que analizaron “Las acciones emprendidas por el Ejecutivo Federal durante la contingencia de Covid-19”, la diputada federal expresó que no existen logros en la prevención y erradicación de las violencias contra mujeres durante el confinamiento.

El problema de la violencia, por supuesto que se ha agudizado en el encierro y no hay una respuesta desde las instituciones por parte del Gobierno Federal.

Aumentan divorcios en china

Funcionarios del país asiático, señalan que como resultado de la epidemia, muchas parejas han estado unidas entre sí en casa durante demasiado tiempo, lo que provocó los conflictos subyacentes y el motivo de la separación.

Medios Chinos, también resaltan que se registró una preocupante subida de los casos de malos tratos, motivada también por los largos confinamientos en el hogar con el agresor y bajo una fuerte presión que puede disparar aún más la violencia.