En el Congreso local se definirá el lunes si la Auditoría Superior del Estado (ASE) practica una revisión “en tiempo real” al ayuntamiento de Puebla, ahora por la compra de 12 respiradores artificiales usados que serían donados al gobierno estatal.

La nueva fiscalización al gobierno de la alcaldesa Claudia Rivera Vivanco (de Morena), fue solicitada este jueves por el diputado panista Oswaldo Jiménez López, por lo que es de llamar la atención la celeridad que la coalición Juntos Haremos Historia dio al procedimiento.

La petición se presentó en la sesión virtual de la comisión, pero contrario a otras demandas que ha realizado la oposición, esta fue admitida sin bloqueo.

La diputada de Morena Olga Lucía Romero Garci Crespo, presidenta de la Inspectora, por iniciativa propia programó el análisis del asunto para el próximo lunes en una mesa de trabajo, e incluso ofreció llamar al titular de la ASE, Francisco Romero Serrano.

Esto con el fin de que el veredicto sobre iniciar la auditoría cuente con fundamentos técnicos y no únicamente políticos.

Ante tal ofrecimiento Jiménez López aceptó y solo requirió que el acto se transmitiera por internet como muestra de transparencia, pero esto fue rechazado, así que el tema se resolverá en privado.

La demanda del PAN busca aclarar el procedimiento de compra de los respiradores artificiales y los involucrados en ella, pues la Secretaría de Salud del estado los rechazó por ser usados, el gobierno de Rivera Vivanco se desentendió y culpó a la proveedora, pero la empresa Fulle Hen defendió que el ayuntamiento era sabedor de que los aparatos no eran nuevos y aun así los adquirió.

De aprobarse la nueva auditoría, será adicional a la revisión ordinaria, que la ASE practica a la cuenta pública 2019, que a la vez se suma a las dos preventivas que el órgano realizó a la gestión de Rivera Vivanco entre finales de 2019 e inicios de este año.

Iniciativa panista libra bloqueo

En un inicio los diputados Mónica Lara Chávez y Miguel Trujillo de Ita (ambos del PES), intentaron bloquear la auditoría panista, bajo la acusación de que obedecía a intereses político-electorales.

Ambos exigieron no “politizar” el asunto de los respiradores artificiales y afirmaron que la ASE de por sí investigaría sin que lo pidiera el Congreso.

Como previamente se aprobó un punto de acuerdo dirigido al órgano de fiscalización, los dos legisladores afirmaron que con él bastaba para que se revise el gasto de todos los ayuntamientos del estado.

A pesar de eso, luego cambiaron de opinión y votaron a favor de que la petición de Jiménez López sea analizada el lunes junto con el auditor.

Exigen revisar gasto de combate a Covid

En el punto de acuerdo al que se aludió se solicita a la ASE que, al momento de auditar la cuenta pública 2020 del gobierno estatal, los 217 ayuntamientos y de los órganos autónomos, dedique especial atención a los gastos encaminados al combate de Covid-19.

Esto luego de que los diputados reconocieron que algunos servidores públicos han aprovechado la contingencia para hacer mal uso de los recursos públicos, aunque no precisaron en qué áreas o municipios se han detectado anomalías.

En la sesión también se acordó que el lunes el auditor Francisco Romero Serrano rinda cuentas sobre los 18 contratos por 3.7 millones de pesos que entregó en sus primeros cuatro meses en el cargo.