Chihuahua es uno de los estados donde recientemente se regularizo la venta de cerveza, hecho que ha ocasionado que se formen largas filas en las tiendas de autoservicio, donde la mayoría de personas no lleva la protección de sanidad necesaria como una careta o al menos un cubrebocas.

Por este motivo, una enfermera rompió en llanto al ver con impotencia que mientras el personal de salud se encuentre arriesgando sus vidas para combatir el Covid-19, otros desobedezcan las medidas sanitarias para conseguir un poco de alcohol.

La profesional, uniformada y portando material de protección como gafas y una mascarilla, salió a manifestarse frente a un establecimiento que vende cerveza para evidenciar su molestia.

De esta manera y con una pancarta que expresaba su inconformidad, se acercaba a los presentes y también lo hizo con un usuario que la grababa.

“Hay gente que se está muriendo y compañeros, y gente como esa (que formaba enormes filas), inconsciente. No se vale”, declaró.

Las enormes filas en varios establecimientos del país se han registrado desde hace ya algunas semanas. Pese a que los casos de coronavirus siguen incrementando cada día, así como el número de fallecimientos, en establecimientos comerciales como pizzerías, pastelerías o distribuidores de alcohol, la gente se aglomera sin que parezca importarle la pandemia que atravesamos.

El pasado 12 de mayo se restableció la venta de cerveza en algunas tiendas de la ciudad de Chihuahua, lo que ocasionó que varias personas salieran a formar enormes filas para poder comprar la bebida alcohólica.

Hasta el pasado 21 de mayo, Chihuahua llegó a mil 279 casos positivos de coronavirus y a 224 defunciones. 

Pero incluso con estas cifras la gente no guarda las medidas de Sana Distancia y permanece en las calles con razones innecesarias.

 

Foto: Capturas de Pantalla de Twitter