Vecinos del mercado La Purísima pidieron que desalojen a los comerciantes que desde hace varios años se instalan miércoles, viernes y sábados en la calle Josefa Ortiz de Domínguez ya que afectan el tránsito de las calles Insurgentes Sur y 9 Sur.

Norma Rodríguez Rojas, una de las colonas afectadas, mencionó que después de terminar sus ventas, los informales no levantan sus estructuras o manteados para la colocación de sus puestos durante los días de mercado, lo cual obstaculiza el acceso de las personas a sus casas.

Señaló que no están en contra de que se realice el tradicional tianguis, sin embargo, temen que ocurra algún accidente ya que hay puestos que ocupan tanques de gas sin alguna medida de seguridad y las personas se aglomeran en los comercios para poder hacer sus compras.

 

Indicó que existen dictámenes para que se pueda llevar a cabo el desalojo de los comerciantes desde la pasada administración del expresidente municipal, Francisco Díaz Fernández, sin embargo no se ha realizado, señalando que no hay respuesta de las autoridades actuales.

 

Asimismo mencionó que tienen identificadas a por lo menos siete familias que están lucrando con la situación, debido a que son comerciantes que están rentando sus locales para vender en la calle y así obtener aún más ganancias.

 

Por otra parte, amas de casa mencionaron que esta situación resulta un riesgo para la ciudadanía debido a que los delincuentes y personas indigentes aprovechan los manteados para ocultarse e incluso realizar actos indebidos.

 

Razones por lo cual solicitaron a las autoridades competentes, en este caso la regidora de Industria y Comercio, Elvira Balderrama que se les dé una respuesta pronta, de lo contrario indicaron que buscarán la manera de liberar las calles mencionadas.