El gobernador Luis Miguel Barbosa Huerta oficializó en un decreto su posición de no permitir la reanudación de la industria automotriz y de la construcción debido a que las condiciones de la pandemia de Covid-19 en Puebla no lo permiten.

En el documento, que fue publicado la tarde de este viernes, el mandatario señaló que es necesario procurar la economía de la entidad pero no a costa de la vida de los poblanos.

La administración estatal no estableció sanciones para aquellas empresas que intenten reanudar su producción, ni fechas para que ello ocurra, pues indicó que ello ocurrirá cuando la contingencia por el Covid-19 haya pasado.

A lo largo de la semana, Barbosa Huerta insistió en que en Puebla no hay condiciones para abrir de nueva cuenta la actividad automotriz, una vez que a nivel nacional la Jornada Nacional de Sana Distancia concluirá el primero de junio y se delegó a los gobernadores determinar qué ocurrirá en sus entidades.

Se reanudará cuando el semáforo lo indique

El gobernador advirtió el jueves que oficializaría su determinación en un decreto, ante la insistencia de las armadoras Volkswagen y Audi por reanudar sus actividades de forma escalonada.

En el documento se indica que los contagios en el estado van en ascenso y que la tasa de letalidad ya alcanza el 19 por ciento.

“En la industria automotriz y en el sector de la construcción trabajan 159,942 personas, las que constituyen una fuerte movilidad humana con un riesgo exponencial de contagios y de muertes que desbordarían al sistema hospitalario de Puebla. Debemos de evitar que la pandemia se vuelva catastrófica en nuestro Estado”, se indica.

El gobierno del estado señaló que las actividades se podrán reiniciar cuando haya condiciones pero no estableció una fecha sino que ésta se construirá a través de un semáforo que se apoyará en mediciones científicas.

No se establecen sanciones en caso de no respetar el decreto, sino una invitación a las empresas a “sumarse al esfuerzo” por mantener la salud de los poblanos.

“…invito a las empresas a que tomando en cuenta lo anterior se sumen a este esfuerzo, manteniendo la paciencia y la prudencia, en el que unidos salgamos adelante rescatando la economía pero no a costa de la vida de las poblanas y de los poblanos ya que sólo vivos podrán gozar de los derechos que como persona tienen”, se refiere en el documento.