Ante la postura del gobierno del estado de retrasar el reinicio de actividades del sector automotriz, el presidente del Centro Empresarial Puebla (CEP-Coparmex), Fernando Treviño Núñez, advirtió que de no retomar actividades el 1 de junio, las proveedoras de autopartes de Puebla podrían perder sus contratos, principalmente en Estados Unidos.

En conferencia virtual el presidente de la Coparmex mencionó que si el gobierno estatal decide que no hay condiciones para que las plantas automotrices retomen sus actividades el 1 de junio, se corre el riesgo de perder la cadena de proveeduría, ya que muchas empresas ya empezaron a laborar desde el pasado 18 de mayo.

"Ya hay varias armadoras operando en otros estados desde el día 18 (de mayo) que ya empezaron a hacer varios trabajos. Digamos que si no se puede cumplir con el tema de proveeduría, se corre el riesgo de perder la misma;  si las empresas en Estados Unidos se dan cuenta que nosotros no podemos, buscarán otros proveedores", advirtió.

Agregó que las armadoras ubicadas en estado deben adoptar un retorno gradual, responsable, cauto y brindando toda la seguridad al personal y consideró que las empresas, al ser alemanas, traerán medidas de protección probadas internacionalmente.

La mañana de este jueves, el gobernador Miguel Barbosa Huerta adelantó que emitirá un decreto para impedir que las armadoras puedan iniciar su producción, ya que la curva de contagios de Covid-19 continúa en ascenso.

En las últimas horas se confirmaron en Puebla 124 personas infectadas por el virus del Covid-19.